Hosting SSD

Latest Post


A menudo vemos u oímos comentarios de muchas personas en diversos medios en los que cuestionan si el cambio climático inducido por el hombre es real o no. Esto hace que nos preguntemos porque este tema tiene tantos detractores cuando múltiples hallazgos basados en investigaciones en diferentes áreas de la ciencia confirman que efectivamente la actividad humana está modificando el clima global. Por lo tanto, en este artículo vamos a tratar de responder esta pregunta tan interesante.



Un grupo de científicos que trabajan en la Universidad de Cambridge han utilizado una forma de luz líquida para crear un interruptor semiconductor que es tan pequeño que no sólo borra la distinción entre la luz y la electricidad, sino que también podría permitir el desarrollo de componentes electrónicos mucho más rápidos y más pequeños en el futuro.

Conforme los límites de la Ley de Moore se acercan cada vez más día a día, la demanda de componentes electrónicos más pequeños y rápidos es cada vez mayor, y la microelectrónica comienza a llegar al punto en que los efectos cuánticos son un reto serio para el uso continuo de electrones como un transportador de datos, los investigadores de todo el mundo están explorando maneras de resolver estos problemas.


Un nuevo estudio que analizó las diferencias isotópicas en el potasio contenido en muestras de rocas terrestres y lunares está ayudando a arrojar luz sobre el proceso de formación que llevó a la creación de la Luna de la Tierra. La investigación podría ayudar a revelar la naturaleza de una colisión catastrófica entre la Tierra y un cuerpo del tamaño de Marte, la cual se cree que tuvo lugar en el pasado distante.

Los elementos de las rocas que se originaron en diferentes partes del sistema solar se sabe que cuentan con diferencias distintivas - aunque diminutas - en las composiciones de sus isótopos. Mediante la observación de esta especie de huella digital isotópica, los científicos son capaces de determinar cuando una muestra de material se originó desde el espacio exterior.


Los tratamientos actuales para la arritmia, un peligroso latido irregular del corazón, implican administrar una descarga intensa de electricidad por medio de un desfibrilador cuando se produce un paro cardiaco, pero estos pulsos son dolorosos y potencialmente perjudiciales. Ahora, en pruebas con ratones y simulaciones del corazón humano, un equipo de científicos de la Universidad Johns Hopkins y la Universidad de Bonn han encontrado que los haces de luz pueden restaurar la función cardiaca normal, lo que podría allanar el camino para el desarrollo dedesfibriladores implantables ópticos capaces de proporcionar una alternativa suave y segura a la tradicional descarga eléctrica fuerte.


Una señal de radio identificada inicialmente como una posible transmisión de una civilización extraterrestre ha resultado ser una falsa alarma, de acuerdo a científicos rusos que confirmaron que que en realidad la señal provenía de la Tierra. Informes recientes habían sugerido que una poderosa señal de radio proveniente de una estrella de tipo G que está a 94,4 años luz de distancia en la constelación de Hércules, podría ser un mensaje de una especie extraterresre, pero ahora parece probable que un viejo satélite militar de la Guerra Fría es el culpable.

Según el Instituto SETI, la señal fue recibida por primera vez por astrónomos rusos en mayo del año 2015 por medio del radiotelescopio RATAN-600 en Zelenchukskaya, al norte de las montañas del Cáucaso. Sin embargo, la noticia no fue presentada al público hasta que el hallazgo fue discutido en una presentación reciente en la que Claudio Maccone, el presidente de la International Academy of Astronautics Permanent SETI Committee, estuvo presente.


En este momento, dos sondas Voyager están acelerando hacia lo desconocido llevando cada una un "disco de oro" con información acerca de nuestro planeta, nuestros muchos idiomas diferentes y nuestras ciencias y artes. La idea era que estos registros podrían informarle a otras civilizaciones en el cosmos sobre el ser humano cuando se encuentren con las sondas. Pero si una nueva teoría sobre la vida en el universo es correcta, existe la posibilidad de que estos registros nunca encuentren una audiencia.

El nuevo estudio teórico proviene de científicos de Oxford y Harvard, y sugiere que la vida en la Tierra pudo haber llegado temprano cósmicamente hablando, por lo que la civilización avanzada que siempre hemos estado buscando en la galaxia en realidad podríamos ser nosotros mismos.


Las siguientes imágenes nos parecieron realmente interesantes porque muestran el lugar del ser humano en el universo y lo insignificante que es en el contexto de todas las cosas. Se muestra el contexto de la raza humana a partir del nivel planetario siguiendo una secuencia que finaliza en el universo observable. Ciertamente nos podemos dar cuenta de la posición e importancia del ser humanoen lo que conocemos como Universo. Si a esto le añadimos que de acuerdo a las teorías físicas más modernas, existe un número ilimitado de universos, nos damos cuenta de nuestra insignificancia.

desierto de Namibia

La NASA ha tomado dos de sus aviones de investigación y un grupo de científicos y los ha llevado a la costa de África para estudiar diminutas partículas suspendidas en la atmósfera conocida como aerosoles. El objetivo del proyecto ORACLES (Observación de los Aerosoles sobre las nubes y sus Interacciones, por sus siglas en inglés) es proporcionar una mejor comprensión de cómo los aerosoles interactúan con las nubes, y cómo cambia directa o indirectamente el comportamiento de las nubes.

La NASA afirma que Walvis Bay, en Namibia, es uno de los tres lugares en el mundo con nubes bajas persistentes, y el único que tiene un flujo constante de partículas de aerosol en la atmósfera, gracias al humo de incendios interiores. Las capas de nubes se dice que se vuelven más espesas lejos de la costa, tal como una cuña, mezclandose gradualmente con aerosoles,de tal forma que ofrecen a los científicos condiciones progresivamente cambiantes que facilitan el estudio.



Tomando la inspiración de las células en el cuerpo humano, un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Ohio (OSU) está desarrollando una membrana "inteligente" que podría llevar a baterías con un mejor tiempo de carga, más seguras, y capaces de mantener su carga cuando no están en uso.

Un componente crítico de las baterías existentes, los separadores son membranas que conducen la carga mientras se mantiene el cátodo y el ánodo separados. El problema es que la carga puede filtrarse a través de estas membranas, lo que debilita la eficacia de la batería con el tiempo, o peor, puede provocar que se sobrecaliente y se incendie, un problema con el que se han encontrado muchos usuarios.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.