miércoles, 27 de octubre de 2010

Material compuesto capaz de auto monitoriarse


Cuando los ingenieros desean saber cuanto estrés mecánico soportan componentes como partes de máquinas o las hojas de las turbinas de motores jet por ejemplo, al estar en pleno funcionamiento, normalmente emplean sensores que recolectan información sobre las fuerzas a que se ven sometidos estos componentes.

Estos sensores normalmente están incorporados dentro de los componentes o son adheridos a ellos. Sin embargo, un nuevo material compuesto hecho de metal y polímero desarrolado en el Instituto de Tecnología de Fabricación e Investigación Aplicada de Materiales (IFAM) de Fraunhofer, Alemania, podría estar a punto de cambiar esto. Los componentes fabricados con este material se informa que son capaces de actuar como sus propios sensores.
La resistencia eléctrica  de la sustancia cambia cuando esta es sometida a cargas de tensión o de presión, y estos cambios son enviados como señales por medio de cables hasta un instrumento de medición.
El material compuesto de metal-polímero puede ser fabricado a partir de una amplia variedad de plásticos y puede ser facilmente procesado por medio de máquinas convencionales como moldes de inyección y extrusoras, lo cual significa que puede ser diseñado a la medida para aplicaciones específicas. Así mismo, el material puede ser laminado en esteras grandes, y en el futuro incluso podría ser empleado para fabricar superficies geometricamente complejas.

Los investigadores afirman que el nuevo material es sumamente liviano, y es buen conductor del calor y la electricidad. De hecho, su conductividad puede ser modificada variando la cantidad de metal que contiene, el cual puede representar hasta el 90% del peso del material.






SHARE THIS

Author:

0 comentarios: