martes, 12 de octubre de 2010

US Army listo para desarrollar nuevos sistemas de contramedidas


La Armada de Estados Unidos pronto iniciarán el proceso para seleccionar dos compañías que competirán para el contrato de desarrollo de un sistema de contramedidas infrarrojo el cual será instalado en miles de helicópteros. La solicitud de propuestas está prevista por observadores de la industria para ser dada a conocer a mediados del mes de octubre, para la adjudicación del contrato de fabricación del CIRCM (Common Infrared Countermesures), el cual se espera tenga un valor de miles de millones de dólares sobre todo si el programa se extiende a la US Navy y al mercado extranjero.


La competencia se perfila como una batalla entre los fabricantes  tradicionales y los recién llegados.


BAE Systems y Northrop Grumman han dominado el mercado de los sistemas de contramedidas de infrarrojos dirigidos (DIRCM) desde que aparecieron en la última década. Sin embargo la Armada desea un sistema ligero, más capaz y barato para helicópteros que el sistema LAIRCM de Northrop, usado por la US Air Force y la Naval, y que el sistema avanzado contra amenazas (ATIRCM) empleado por los Boeing CH-47 Chinooks de la Armada.

Sintiendo que se presenta una oportunidad para capturar mercado con el programa CIRCM, tanto Raytheon como ITT han entrado a este mercado durante los últimos años con el desarrollo de nuevas tecnologías.


El enfoque de ITT se basa en la integración de componentes avanzados desarrollados por el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea durante la pasada decada. Raytheon, por su parte, ha adaptado el buscador de su misil aire-aire AIM-9X Sidewinder y lo ha transformado en una opción de bajo costo y precio para el CIRCM conocido como Quiet Eyes.


No obstante ambas compañías han sido cuestionadas por su decisión de reemplazar el cableado eléctrico con cables de fibra óptica, los cuales son más ligeros y poderosos pero aún no han sido probados como una tecnología confiable y madura.


Durante pruebas de fiabilidad efectuadas el año pasado por la Armada, el equipo de investigadores de ITT descubrió problemas con la tecnología de la fibra óptica. Durante los pasados nueve meses, ITT cree haber solucionado estos problemas, que implicaron problemas técnicos de producción los cuales no estaban relacionados con la tecnología base. Por eso, la compañía se muestra confiada de que su tecnología basada en fibra óptica es fiable y podrá soportar sin problemas las condiciones de combate.


Mientras tanto, Northrop y BAE están determinados a no perder una porción del mercado ante los recien llegados. Por este motivo, BAE planea revelar un sistema avanzado llamado Boldstroke a finales del mes de octubre para que compita por el contrato del CIRM. A pesar de que el ATIRCM ha sufrido problemas por retrasos y fiabilidad, BAE cree que la implementación del sistema este año ha eliminado dudas con respecto al desempeño de la tecnología de contramedidas infrarrojas de la compañía.


Por su parte Nortrop ha unido esfuerzos con Selex Galileo para integrar el micro-apuntador/rastreador Eclipse con el láser multifunción Viper.







SHARE THIS

Author:

0 comentarios: