lunes, 29 de noviembre de 2010

Científicos colocan códigos de barras en embriones de ratón


En un caso más en que la ciencia ha sobrepasado a la ciencia ficción, un equipo de investigadores ha conseguido colocar códigos de barras en embriones. Los científicos de la Universitat Autonoma de Barcelona (UAB) en España, junto con colegas del Concilio Nacional de Investigación Española han desarrollado exitosamente un sistema de identificación por medio del cual los embriones de ratón y los ovocitos (óvulos) son marcados fisicamente con etiquetas microscópicas de códigos de barras hechas de silicio. De esta manera, los científicos esperan  aplicar el mismo proceso en embriones y óvulos humanos muy pronto.


El propósito del sistema es mejorar los procedimientos de fertilización in vitro y transferencia de embriones ya que si estos pueden ser facilmente y rapidamente identificados, la labor debería ser mucho más sencilla y la tasa de éxito por consiguiente debería aumentar.
Las etiquetas, las cuales fueron declaradas biológicamente inocuas en un estudio anterior, son microinyectadas dentro del espacio perivitelino de los embriones -el espacio perivitelino es una región entre la membrana celular y la zona pelúcida, la cual es una cubierta que rodea la membrana de plasma del embrión. El embrión sale de la zona pelúcida antes de entrar al útero, por lo tanto el código de barras sería desechado en ese punto.

En los estudios de laboratorio, los embriones etiquetados se desarrollaron normalmente hasta el estadio de blastocisto, que precede a la implantación. Los investigadores también estudiaron como se comportan las etiquetas durante todo el ciclo de desarrollo, y si se pueden leer con facilidad por medio de un microscopio estándar. También comprobaron como se eliminaban las etiquetas después del derramamiento de la zona pelúcida y si soportaban la congelación y descongelación de los embriones en que están colocados.


Sin embargo, hubo algunos problemas con embriones que no lograron liberarse de las etiquetas cuando se desprendían de la zona pelúcida. Por tal motivo los investigadores están tratando de de modificar la superficie de las etiquetas, de tal forma que puedan ser montadas afuera de la cubierta, en lugar de ser inyectadas dentro del espacio perivitelino. Así mismo, están trabajando en un sistema de lectura automatizado de para el código de barras.


Actualmente, el Departamento de Salud del Gobierno de Cataluña ha dado el permiso para realizar pruebas del sistema con óvulos y embriones humanos provenientes de diversas clínicas de fertilidad de España.

SHARE THIS

Author:

0 comentarios: