miércoles, 29 de diciembre de 2010

Doctor pudo haber encontrado la cura para la esclerosis múltiple



Un doctor italiano ha obtenido resultados dramáticos con un nuevo tipo de tratamiento para esclerosis múltiple, enfermedad que afecta a más de 2.5 millones de personas en todo el mundo. En un estudio inicial, el doctor Paolo Zamboni tomó 65 pacientes afectados por esclerosis múltiple y les efectuó una sencilla operación para desbloquear el flujo sanguíneo restringido fuera del cerebro. Dos años después de la cirugía, un 73% de los pacientes que se sometieron a ella no mostraban síntomas de la enfermedad. Este nuevo enfoque del doctor Zamboni podría cambiar el entendimiento actual acerca de la esclerosis múltiple y ofrecer una cura completa a la gran cantidad de pacientes que la padecen.

Tradicionalmente, la esclerosis múltiple ha sido considerada una sentencia de muerte que ocasiona una degeneración debilitante de los nervios. Es un padecimiento más común en las mujeres y ocasiona discapacidades físicas y mentales que pueden gradualmente destruir la calidad de vida del paciente.

Hasta el momento no hay cura para esta enfermadad, solo tratamientos que sirven para mitigar los sintomas, no obstante esta nueva manera de ver a la enfermedad ha abierto la puerta para el desarrollo de un nuevo tratamiento que está trayendo mejoras radicales en la pequeña muestra de pacientes que se utilizaron en el estudio.

El doctor Zamboni ha basado el tratamiento en la idea de que muchos tipos de esclerosis múltiple son ocasionados por el bloqueo de las vías que remueven el exceso de hierro del cerebro, y por lo tanto con solo una sencilla limpieza de un par de venas mayores que reabran el flujo de sangre, la causa de la enfermedad puede ser eliminada.

El estudio conducido por este médico, es parte de una misión personal que consiste en la busqueda de una cura para su esposa, cuyo estado se ha deteriorado después de que la enfermedad le fue diagnosticada. Inmediatamente Zamboni empezó a leer todo lo que se había escrito sobre el tema y encontró una serie de fuentes de casi un siglo de antiguedad las cuales proponen que el exceso de hierro es una posible causa para la esclerosis múltiple.

Esto encajó precisamente con algunas inverstigaciones que había estado realizando con anterioridad acerca de como una acumulación excesiva de hierro puede dañar los vasos sanguíneos en las piernas y le llevó a considerar si el hierro en cantidades excesivas podía ser la causa de la esclerosis múltiples al dañar los vasos sanguíneos del cerebro.

A partir de ahí empezó a utilizar una máquina de ultrasonido para comprobar si su idea tenía algún mérito y efectuó un descubrimiento interesante. Más del 90% de los pacientes con esclerosis múltiple (incluyendo su esposa) parecían tener algún tipo de malformación o bloqueo en las venas que drenan la sangre del cerebro.

Con esto, formuló una hipotesis acerca de como esto podía llevar al desarrollo de la enfermedad. De acuerdo a su razonamiento, debido a esas malformaciones y bloqueos el hierro de la sangre se acumula en el cerebro, lo cual a su vez ocasiona daños importantes en los vasos sanguíneos cruciales que se encuentran en esa zona. Conforme los vasos se rompen, permiten que tanto el hierro acumulado como las células inmunitarias de la corriente sanguínea crucen la barrera entre el cerebro y la sangre y y lleguen hasta el fluido cerebro espinal. Una vez que las células del sistema inmunitario entran en contacto con los nervios del cerebro, comienzan a atacar la mielina que sirve de recubrimiento para estas células lo que termina ocasionando la esclerosis múltiple. El llamó a este problema Insuficiencia Venosa Cerebro-Espinal Crónica o IVCEC.

Inmediatamente, Zamboni preparó a su esposa para efectuarle una sencilla operación para desbloquear las venas obstruidas. Esta operación consiste en la instroducción de un cateter a través de los vasos sanguíneos en el área de la ingle hasta hacerlo llega al área afectada en donde un pequeño globo se infla para limpiar la obstrucción. Esta operación relativamente sencilla casi no conlleva riesgos y los resultados son casi inmediatos. En los tres meses posteriores a la cirugía, la esposa del doctor Zamboni mostró una clara mejoría.

Posteriormente, Zamboni aplicó la misma operación en el grupo de 65 pacientes que sufrían la enfermedad, para lo cual identificó los bloqueos en los vasos sanguíneos en el cerebro del enfermo y procedió a desbloquearlos.

El hallazgo de Zamboni aún no ha sido completamente aceptado por la comunidad médica, la cual por tradición es lenta en aceptar las ideas revolucionarias. Sin embargo, grupos de apoyo a enfermos de esclerosis múltiple se han mostrado esperanzados ante la posibilidad de que este terrible padecimiento pueda ser curado con una sencilla operación que los puede librar de una aflicción permanente.






SHARE THIS

Author:

0 comentarios: