domingo, 9 de enero de 2011

Militares norteamericanos revelan posible rediseño del F-35B


La compañía Lockheed Marting podría necesitar rediseñar la estructura del fuselaje y el sistema de propulsión de aterrizaje y despegue vertical del F-35B, de acuerdo a declaraciones del Secretario de Defensa Robert Gates. Estos cambios podrían elevar el costo y el peso de esta variante diseñada para el Cuerpo de Maria de Estados Unidos. Como resultado, el F-35B sería colocado en el equivalente a un periodo de prueba de 2 años, con posibilidad de que el programa sea terminado si continúa mostrando fallas.


Mientras tanto, esta variante del F-35 será movida al final del sistema de producción de Lockheed. Mientras tanto, la US Navy comprará más F/A-18 Superhornet de acuerdo a las declaraciones de Gates. El Departamento de Defensa también planea limitar el pedido de cazas F-35 en 32 unidades, con la posibilidad de que pueda ser adquirido una aeronave más de las que fueron pedidas durante el año fiscal del 2010.

La reestructuración del F-35 fue revelada como parte de un paquete propuestas presupuestarias reveladas por Gates el pasado 6 de enero que buscan reinvertir cerca de cien mil millones de dólares tomados de los "programas militares no necesarios" en nuevas prioridades.


Gates también anunció que la US Air Forex lanzará un programa para la creación de un bombardero de próxima generación en el 2012 que será presentado en la solicitud presupuestaria para el Congreso de Estados Unidos durante ese año.


La US Navy también planea acelerar el desarrollo y producción del sistema antiradar de proxima generación que servirá de reemplazo al AQL-99 el cual es utilizado por el Northrop Grumman EA-6B y el Boieng EA-18G, los cuales son cazas especialmente diseñados para misiones interrumpir las emisiones de radar del enemigo. Además, planea la adquisición de unidades adicionales de F/A-18E/F-18 Super Hornets en lugar de los F-35B en el corto plazo. Así mismo, la US Navy buscará extender la vida de los 150 F/A-18 con que cuenta actualmente.


De acuerdo a Gates, tanto el desarrollo del F-35A de despegue y aterrizaje convencional ordenado por la USAF y el F-35C ordenado por la naval están procediendo de manera satisfactoria, sobre todo en comparación con el F-35B, cual ha estado experimentando problemas significativos durante las pruebas.


En el mes de noviembre pasado, Lockheed reveló que el F-35B utilizado en pruebas en tierra sufrió roturas por fatiga en una estructura de aluminio fabricada por la empresa Alcoa. Este  problema está siendo sometido a una extensea investigación mientras continúa la revisión del programa en relación a los costos y el cronograma.







SHARE THIS

Author:

0 comentarios: