viernes, 11 de febrero de 2011

Primer vuelo del X-47B


El pasado 4 de febrero, el UAV X-47B diseñado por Northrop Grumman para la US Navy completó exitosamente su histórico primer vuelo en la Base Edwards en California. Esta aeronave capaz de volar de forma autónoma sin necesidad de un piloto humano, de tomar sus propias decisiones, reconocer y neutralizar amenazas y despegar y aterrizar desde un portaviones está dando inicio a la era de los aviones de combate autónomos como en las películas de ciencia ficción.

La prueba fue conducida por el equipo de prueba de Northrop Grumman y la US Navy a las 2:09 p.m hora local y duró unos 29 minutos. Esto constituye un paso básico  en el avance del programa ya que se ha conseguido uno de sus objetivos, es decir la demostración de la capacidad de una aeronave no tripulada y sin cola de despegar y aterrizar desde la cubierta de un portaviones.
Este vuelo representa la compilación de numerosas pruebas diseñadas para validar la aeronavegabilidad del X-47B, y la robustez y confiabilidad del software que permite que esta aeronave opere como un sistema autónomo y que tenga la capacidad de despegar y aterrizar en un portaviones estadounidense.

Sin embargo, el diseño de un vehículo aéreo no tripulado sin cola y del tamaño de un avión de combate tradicional no es una tarea sencilla. Para esto fue necesario que Northrop Grumman trabajara en colaboración estrecha como la US Navy en un proyecto que sufrió múltiples retrasos en un inicio. Despegando bajo un cielo nublado, el X-47B se elevó hasta una altitud de 5000 pies, voló diversos tramos de acuerdo a diversos patrones y finalmente aterrizó sin ningún contratiempo a las 2:38 p.m. hora local. El vueló brindó una cantidad importante de datos que sirven para verificar y validar el software del sistema de guía y navegación y el control aerodínamico de avión que fue diseñado sin cola.

De esta manera, este vuelo inaugural representa la culminación, verificación y certificación de los datos del sistema recolectados previamente y analizados tanto por la US Navy como Northrop Grumman. Durante esa etapa previa se realizaron pruebas de carga en el fuselaje del aparato, simulaciones para medir la capacidad y fiabilidad del software, evaluaciones del sistema de propulsión y otras.

La aeronave permanecerá en la Base Edwards para realizar más pruebas antes de ser llevado la Estación Naval Aérea Patuxent River en Maryland, a mediados de este año. Posteriormente el sistema será sometido a pruebas adicionales para validar su disposición para iniciar las pruebas en el ambiente marino y el de los portaviones. De esta manera, el programa UCAS-D está preparando el X-47B para iniciar estas pruebas en el 2013.

La Naval le brindó el contrato del programa UCAS-D a Northrop Grumman en agosto del 2006. El contrato de 6 años de duración prevee la creación de dos X-47B. Así mismo, el programa tiene como objetivo realizar el primer lanzamiento desde un portaviones de una aeronave no tripulada y autónoma. Una vez finalice la etapa de pruebas en alta mar y en el portaviones, iniciará otra cuyo objetivo será probar la capacidad del X-47B para reabastecerse de combustible en el aire.


SHARE THIS

Author:

0 comentarios: