sábado, 23 de abril de 2011

Nuevo polímero que se autorepara con luz UV


Por supuesto que a nadie le gustan los rayones en el acabado de su automovil. Esta es una de las razones por las que una serie de investigaciones están tratando de desarrollar una pintura que se repare así misma. Estos esfuerzos han resultado en productos que contienen cosas como microcápsulas que se rompen cuando hay una rayadura, resinas elásticas e incluso un derivado químico del exoesqueleto de los crustáceos. Hace poco, científicos de los Estados Unidos y Suiza acaban de desarrollar polímeros que pueden ser usados en pintura, que son capaces de reparar sus propias rayaduras cuando son expuestos a rayos ultravioleta.
Los polímeros metalo-supramoleculares fueron creados por un equipo de la Universidad Caser Western Reserve de Cleveland, el Instituto Adolphe Merkle de la Universidad de Friburgo en Suiza el Laboratorio de Investigación de la US Army. Fabricados usando un proceso conocido como ensamblaje supramolecular, los polímeros están compuestos de moléculas relativamente pequeñas unidas en largas cadenas, mantenidas juntas con iones metálicos. Cuando se exponen a una dosis intensa de rayos ultravioleta, estas moléculas se despegan de manera temporal, transformando al material de un sólido a un líquido que rellena cualquier rasguño en menos de un minuto. Una vez que la fuente de luz es removida, las moléculas se vuelven a unir y el polímero se solidifica nuevamente, con lo que la rayadura desaparece. Las propiedades únicas de los iones metálicos al parecer son la clave de la reacción.

En pruebas de laboratorio con muestras del polímero, los científicos descubrieron que podían tratar rasguños en áreas específicas empleando una lampara altamente enfocable como las usadas por los dentistas para tratar rellenos dentales. El calor simple también funciona, sin embargo no es tan sencillo de controlar como la luz ultravioleta. También se encontró que la misma área puede ser dañada y reparada una y otra vez, lo cual no es el caso con otras sustancias que se autoreparan.

Los científicos afirman que aún queda trabajo por hacer antes de que estos polímeros puedan ser convertidos en un producto viable económicamente, ya que se ha descubierto que mientras los polímeros con la estructura molecular más ordenada ofrecen las mejores propiedades mecánicas, aquellos con las estructuras menos organizadas son las mejores para autorepararse. Una vez que las deficiencias sean corregidas, estos polímeros podrían eventualmente ser usados no solo en pinturas, sino también en barniz para muebles y pisos y en ventanas expuestas a ambientes abrasivos.



SHARE THIS

Author:

1 comentario:

  1. Hola como andamos, me ha parecido bastante bien escrito el articulo que te has currado, a partir ahora ya tienes un nuevo y entusiasta visitante, gracias y sique asi.

    ResponderEliminar