viernes, 6 de mayo de 2011

La batalla por el dominio del mercado de autos híbridos


Los principales productores de automóviles del mundo comenzaron hace ya muchos años una vertiginosa competencia para ganar la preferencia de los consumidores. Así, la ingeniería motriz avanzó a pasos agigantados poniendo al mundo sobre cuatro ruedas.

La producción masiva de vehículos propulsados por combustibles líquidos derivados del petróleo afectaron notoriamente las reservas mundiales de este recurso, por lo que las fabricantes que están más avanzadas volvieron a revisar los planos de opciones más ecológicas de combustión como la eléctrica, magnética, de biocombustibles, de hidrógeno, solares y demás.
Si nos remontamos a la historia del automóvil, allá por 1881, se vio circular el primer vehículo eléctrico construido por el científico y mecánico Francés Jeantaud. La corriente necesaria para su funcionamiento la proporcionaban 21 baterías. Realizando un paralelismo, todos los medios de propulsión motriz son casi contemporáneos.
Obviamente todos sabemos que la carrera inicialmente la ganaron los motores traccionados por combustibles líquidos, pero en la actualidad, los híbridos, eléctricos y magnéticos están alcanzándolos.

La industria automotriz japonesa y la alemana fueron las que dieron mayores avances y frutos en este campo (las dos naciones trabajaron en conjunto y desarrollaron el primer transporte de alta velocidad de levitación magnética que hoy naciones como China utiliza y fueron las dos primeras en producir en masa vehículos híbridos) mientras que la americana recientemente ha puesto énfasis en este tipo de desarrollo.

En la actualidad, se ha comenzado a producir en gran escala vehículos híbridos que utilizan los avances tecnológicos para optimizar el consumo de combustible fósil y colaboran con la tracción mediante motores eléctricos. Japón, Alemania y Estados Unidos son los principales fabricantes de estas versiones.

Si bien los Estados Unidos estaba bastante rezagado en las investigaciones, el apoyo económico del gobierno sustentó un rápido crecimiento en la materia y nació uno de los fabricantes de vehículos más jóvenes del mundo: Tesla Motors, que con su modelo Roadster (vehículo totalmente eléctrico) lidera la producción mundial de los mismos.

Japón actualmente está desarrollando vehículos basados en tecnología de repulsión magnética y las pruebas están bastante avanzadas al respecto (ya existen algunos vehículos pero no se producen en masa).

Veremos qué es lo que nos depara el futuro puesto que el hombre está adoptando una visión más equilibrada respecto de su medio, lo cual es más que benéfico.

SHARE THIS

Author:

0 comentarios: