miércoles, 11 de mayo de 2011

Robot con forma de lagarto


Cuando el lagarto de las arenas desea escapar de sus depredadores, recurre a un truco bastante interesante que consiste en bucear debajo de la superficie de la arena. Inspirados por este lagarto, un grupo de investigadores del Instituto Tecnológico de Georgia acaban de crear un robot ondulante capaz de movilizarse a través de un medio granular. Si bien por el momento el medio en que se probó este robot estaba constituido por bolas de plástico de un cuarto de pulgada de espesor, los investigadores esperan que su robot -o uno de sus descendientes- pueda ser usado algún día para movilizarse a través de desechos con el fin de rescatar victimas de terremotos.

El robot con forma de serpiente está compuesto de siete segmentos conectadas (cada uno movido por un servo motor), los cuáles están encapsulados en una funda de latex que a vez está envuelta en una cubierta de spandex. Al frente del dispositivo hay una cabeza con forma de cuña que recuerda bastante a la cabeza de la lagartija en que está inspirado el robot. Darle a esa cabeza el ángulo adecuado requirió su cuota de investigación.

La lagartija misma tiene una cabeza con forma de cuña que forma un ángulo hacia abajo de 140 grados con respecto al plano horizontal. Cuando el equipo investigador comenzó a probar con una cabeza que estaba a 155 grados, el robot se deslizaba hacia abajo a través del medio. Posteriormente, cuando la punta de esa cabeza fue elevada de 0 a 7 grados, la trayectoria hacia abajo del robot se corrigió hasta que finalmente consiguió nivelarse. Una vez que la punta se subió a un ángulo superior a los 7 grados, el robot sumergido procedió a nadar hacia arriba hasta salir de las bolas de plástico.

Los resultados de las pruebas con el robot igualaron los obtenidos al arrastrar bloques de madera, cortados en diferentes ángulos, a través del medio. Durante el periodo transcurrido desde que estas pruebas concluyeron, el robot ha sido equipado con una cabeza ajustable, que puede cambiar su ángulo para mover el dispositivo hacia arriba o hacia abajo. Los científicos tienen interés en ver si la lagartija también cambia la orientación de su cabeza para cambiar la dirección de su movimiento a través de la arena.

Actualmente, están planeando evaluar las capacidades del robot en materiales similares a los hallados en sitios de desastres.



SHARE THIS

Author:

0 comentarios: