miércoles, 29 de junio de 2011

ALCOA desarrolla nueva aleación de aluminio-litio


La compañía Alcoa acaba de anunciar una nueva aleación de aluminio y litio además de tecnologías estructurales que le permitirán a las compañías aeronaúticas fabricar aviones de corto alcance mucho más ligeros y a un menor costo en comparación con las aeronaves fabricadas de materiales compuestos.

Las decisiones tomadas durante la decada pasada con respecto a la construcción del primer avión construido en su mayor parte con materiales compuestos (el 787 de la compañía Boeing) constituyó una especie llamada de atención para la compañía Alcoa.

El anuncio se efectuó precisamente en un momento clave en el cual Boeing está tratando de decidir si construye o no un nuevo  avión que reemplce al 737 de nueva generación o si por el contrario continuará mejorando el producto más vendido de la compañía.

Esta decisión ha estado rodeada de deliberaciones acerca de la selección del material y si el avión tendrá o no una estructura primaria hecha en su mayor parte de aluminio, materiales compuestos o una mezcla de ambos.

Por el momento no se han tomado decisiones acerca de los materiales que se emplearán en los futuros productos de Boeing. Sin embargo se están considerando todas las opciones incluyendo los avances realizados por Alcoa. Ambas compañías están trabajando para evaluar el potencial de las aleaciones de tercera generación y como aplicarlas en el desarollo de futuros productos.

De acuerdo a Alcoa, las nuevas aleaciones y las tecnologías de manufactura se encuentran en los más altos niveles de preparación y listos para su implementación comercial. Así mismo, afirma que la aleación de aluminio-litio permitirá ahorrar un 10% de peso en comparación a las aeronaves fabricadas con materiales compuesto, permitiendo al mismo tiempo un ahorro del 30% en costos de manufactura, operación y reparación durante el ciclo de vida del material.

La aleación también presenta una reducción del 6% con respecto a la resistencia al aire de su superficie junto con una tolerancia a los daños 10 veces mayor que la ofrecida por las aleaciones convencionales. Esto permite un incremento del 12% en la eficiencia de consumo de combustible gracias al menor peso y a las propiedades aerodinámicas. Con los nuevos motores en desarrollo esa eficiencia podría incrementarse hasta un 27%.








SHARE THIS

Author:

0 comentarios: