domingo, 12 de junio de 2011

Campos magnéticos pueden prevenir ataques cardíacos


La sangre con excesiva viscocidad puede dañar los vasos sangúineos y ocasionar ataques cardíacos. Por lo tanto, las personas que corren el riesgo de sufrir ataques al corazón toman medicamentos como la Aspirina , con el fin de darle más fluidez a su sangre. Sin embargo, tales drogas pueden tener efectos secundarios desagradable, y solo pueden ser ingeridos un cierto número de veces al día. El profesor Rongjia Tao, un físico de la de la Universidad Temple de Filadelfia, piensa que ha encontrado una mejor manera de hacer más fluida la sangre humana por medio de campos magnéticos.

Previamente, Tao había investigado la posible aplicación del magnetismo en la reducción de la viscosidad del aceite en motores y tuberías. Debido a que la sangre contiene hierro, tal parece que se vuelve más fluida al ser expuesta a campos magnéticos.
En pruebas de laboratorio, Tao y Ke Huang, un colega de la Universidad de Temple, sometieron muestras de sangre humana a un campo magnético de 1.3 Teslas (casi equivalente al producido por un MRI) por aproximadamente un minuto. Este campo polarizó los globulos rojos de la sangre, lo que ocasionó que se unieran formando cadenas cortas. Estas cadenas, al ser más largas que las células individuales, tienden a fluir por la mitad de los vasos sanguíneos, en lugar de crear fricción al moverse en contra de las paredes interiores. Los resultados mostraron que la viscosidad en las muestras se redujo entre un 20 a un 30 por ciento.

La sangre recuperó su viscosidad normal cuando el campo magnético fue desactivado, si bien esto tardo varias horas en producirse. Aparentemente es seguro repetir el tratamiento una y otra vez, y todo parece indicar que la función de los glóbulos rojos no se ve afectada.

Al aplicar un campo magnético con una fortaleza y duración de pulso adecuadas, los científicos serán capaces de controlar el tamaño de las cadenas de globulos rojos agregados y por lo tanto la viscosidad de la sangre. Este nuevo método promete una forma efectiva de controlar la viscosidad sanguínea dentro de un rango seleccionado.

No obstante, aún se requiere más trabajo de investigación. Tao espera hacer que este tratamiento esté disponible como una terapia preventiva.





SHARE THIS

Author:

0 comentarios: