sábado, 25 de junio de 2011

El fútbol inteligente ha llegado a Chile


Sistemas de GPS que rastrean cada jugada en la cancha o programas capaces de identificar las mejores duplas en un partido. Sofisticados dispositivos que están revolucionando este deporte, porque hoy la decisión de quién juega o quién es transferido se toma no sólo según el criterio del técnico, sino también según gráficos y estadísticas analizados en salas llenas de computadoras.

Se trata de satélites de la red de posicionamiento global (GPS) que monitorearon todas las acciones de los futbolistas, gracias a un diminuto aparato instalado en un peto bajo la camiseta de los jugadores y que transmitió a un computador una radiografía instantánea del campo de juego. La velocidad de cada pique, la distancia recorrida, los desplazamientos en el campo de juego y la frecuencia cardíaca de los futbolistas se desplegaron en tiempo ante la vista del cuerpo técnico, en un ejemplo claro de cómo la tecnología está revolucionando este deporte, cambiando su estatus de un mero juego "bonito", al de un sofisticado juego "inteligente".

De hecho, el uso de GPS -que también es empleado por equipos como el Manchester United, de Inglaterra- es sólo la punta del iceberg en lo que se refiere a la implementación de avanzadas tecnologías en la preparación de los futbolistas e, incluso, en las millonarias transferencias que dominan este deporte. El uso de cámaras que registran cada aspecto imaginable de un juego, dispositivos y programas computacionales que potencian la agudeza visual y tecnologías que detectam lesiones son los parámetros que hoy permiten personalizar la forma en que los astros del balompié entrenan y definen las tácticas que despliegan los técnicos.

¿El resultado? Hoy la decisión de quién entra en los últimos 15 minutos de una final o quién es transferido no sólo se toma según el criterio del entrenador, sino que es influenciada de forma importante por estadísticos que operan en salas atestadas de computadores. Un ejemplo claro es lo que ocurre en Inglaterra, donde un equipo como el Chelsea ya tiene una base de información con 32 millones de datos de más de 13.000 partidos jugados. De forma similar, el Manchester City -ganador de la Copa de Inglaterra- contrató un analista de desempeño llamado Gavin Fleig, quien analiza cada dato recogido por cámaras especiales que rastrean la cancha durante los 90 minutos.

"Así nos dimos cuenta de que los cuatro equipos top de Inglaterra tienen mayor porcentaje de pases completados en el último tercio de la cancha. Desde que reclutamos a los jugadores Carlos Tevez, David Silva, Adam Johnson y Yaya Touré, sólo en los últimos meses determinamos que nuestra habilidad de mantener el balón en esa zona creció 7,7%", dijo Fleig al diario Financial Times. Fue este tipo de resultados lo que llevó a Colo Colo a adquirir la tecnología Prozone, usada por equipos como Barcelona y que opera con sofisticadas cámaras que escanean la cancha y ayudan a generar gráficos computarizados sobre el desempeño individual y táctico de los jugadores.

El sistema fue probado en un amistoso entre la selección chilena y Colo Colo y debutará oficialmente, cuando los albos jueguen por Copa Chile contra U. Católica. Alberto Gutiérrez, subgerente de desarrollo deportivo del club, explica que este sistema ayuda a objetivar parámetros que hasta ahora eran subjetivos, como la evolución de un desgarro, cuya mejoría o deterioro ahora es visible en pantalla gracias a gráficos que muestran si el jugador corre o no de manera normal.

"Pude ver cómo opera esta tecnología mientras estudiaba gestión de clubes de fútbol en Inglaterra. Allá hasta los equipos más chicos lo han incorporado y la postura básica es que si no lo tienes, no puedes aspirar a competir en el fútbol moderno. Nuestra idea es que la tecnología nos ayude a profesionalizar aún más al equipo, sobre todo monitoreando el desarrollo de los jugadores de divisiones inferiores", indica Gutiérrez.





SHARE THIS

Author:

0 comentarios: