viernes, 24 de junio de 2011

Reemplazo de elementos cotidianos por aparición de los teléfonos móviles


No hay duda de que los teléfonos móviles revolucionaron la vida cotidiana al reemplazar elementos de uso diario como el reloj, la radio y la agenda. Eso sin contar los smartphones, que incorporan aún más funciones

Sin agenda, ni calendario

El directorio telefónico es uno de los principales desplazados por los teléfonos móviles. Al guardar los números en pocos pasos, no es necesario marcar para llamar. Algo similar ocurre con los calendarios y con los planificadores diarios, aunque en menor medida, porque siempre estarán quienes prefieran la agenda en papel para organizarse.

Relojes y alarmas

Quizá sea porque la batería se recarga o porque es sólo un adicional al teléfono y no hay que gastar más dinero, pero los relojes de pulsera cada vez se usan menos desde la llegada de los celulares. Consultar la hora se convirtió en buscar el móvil en el bolsillo o en la cartera.


Los relojes despertadores también fueron reemplazados, porque es más sencillo tener el teléfono en la mesa de luz. Además, los despertadores pueden desconfigurarse con un simple corte de luz, mientras que los celulares sólo necesitan tener la batería cargada.

Radio y mp3 en uno

La tecnología de los celulares permite sintonizar el dial favorito o armar listas de reproducción de música. En consecuencia, tanto las radios portátiles como los mp3 encontraron con los móviles una franca competencia en el mercado.

Teléfonos fijos y públicos

Como con un celular es posible comunicarse desde cualquier sitio, los teléfonos públicos y los locutorios quedaron relegados a un segundo plano. Los teléfonos fijos tampoco se salvan, a pesar de tener un costo monetario menor. Los mensajes de texto ofrecidos por las empresas de telefonía, junto con el crecimiento de otras vías de comunicación, como los mensajeros instantáneos, les restaron protagonismo.

Cámaras fotográficas

Por el momento, las cámaras de los celulares no lograron reemplazar a las profesionales. La diferencia en la tecnología de unas y otras es amplia. A pesar de que algunos modelos incorporaron flash, la resolución de los teléfonos sigue siendo baja en comparación con la nitidez lograda por las cámara digitales. 





SHARE THIS

Author:

0 comentarios: