viernes, 29 de julio de 2011

Descubren la fuente de agua más lejana hasta ahora vista




Dos equipos internacionales de astrónomos acaban de descubrir el más grande y lejano reservorio de agua hasta ahora detectado en el universo. Los investigadores descubrieron la enorme masa de agua alimentado a un gran agujero negro, conocido como quasar, que se encuentra a unos 12 mil millones de años luz de la Tierra. La masa de vapor de agua es al menos 140 trillones de veces mayor  a la que se encuentra en todos los oceanos del mundo y es 100 000 veces más masiva que el sol.

Los quasares están entre los más luminosos, poderosos y energéticos objetos conocidos en el universo. Están constituidos por un enorme agujero negro que consume un disco circundante de gas y polvo liberando vastas cantidades de energía mientras se alimenta. El quasar que está siendo investigado por los astrónomos, cuyo nombre es APM 08279+5255, tiene un agujero negro con una masa 20 mil millones de veces mayor a la del sol y produce tanta energía como mil trillones de soles.

Si bien los astrónomos esperaban que hubiese vapor de agua presente aún en el distante universo primigenio, nunca se había detectado tal cantidad y tan lejos. Ellos señalaron que logicamente existe vapor de agua en la Vía Lactea, pero debido a que la mayoría del agua de la galaxia está congelada, la cantidad total de vapor de agua es unas 4000 veces menor que la del quasar.

Los astrónomos afirman que el vapor de agua constituye una importante traza gaseosa que ayuda a revelar la naturaleza de un quasar. En este caso el vapor es distribuido alrededor del agujero negro en una región gaseosa que se extiende por cientos de años luz. Su presencia indica que el quasar está bañando constantemente el gas con rayos X y radiación infrarroja, y que este gas es inusualmente cálido y denso para los estándares astronómicos. Si bien está a una temperatura de 53 grados bajo cero y es 300 trillones de veces menos denso que la atmósfera en la Tierra, aún así es 5 veces más caliente y entre unas 10 a 100 veces más denso que el gas que se encuentra normalmente en la Vía Láctea.

Las mediciones del vapor de agua y otras moléculas, como monóxido de carbono, sugieren que existe suficiente gas para alimentar el hoyo negro hasta que este incremente unas seis veces su tamaño. Sin embargo aún no está claro si esto puede ocurrir ya que parte de este gas puede terminar condensandose y transformarse en estrellas o puede ser expulsado del quasar.

El descubrimiento fue hecho por dos equipos internacionales de astrónomos, cada uno liderado por científicos del Instituto Tecnológico de California (Caltech) y que describieron por separado sus hallazgos  con respecto al quasar en documentos separados que fueron aceptados para su publicación.

Uno de los equipos comenzó sus observaciones en el 2008 empleando un instrumento llamado "Z-Spec", en el Observatorio Submilimétrico de Caltech, un telescopio de 10 metros ubicado cerca de la cima del Mauna Kea en Hawaii. Seguidamente emplearon una serie de radio telescópios en las montañas Inyo en el sureste de California.

El segundo equipo, empleo el Interferómetro de Plateu de Bureen los Alpes Franceses con el fin de localizar agua, lo cual consiguió en el 2010, cuando los científicos detectaron una firma espectral. Al continuar con su investigación determinaron la masa del agua presente gracias a la detección de múltiples firmas espectrales de este compuesto.





SHARE THIS

Author:

0 comentarios: