jueves, 18 de agosto de 2011

Tela de araña podría usarse en terapia genética


Ciertamente la tela de araña es un material increible. Kilo por kilo tiene una resistencia a la tensión cercana a la del acero con solo un quinto de su densidad, además es más resistente que el Kevlar y puede estirar entre una y una vez y media su longitud sin romperse. Y por si eso no fuera poco, tal parece que una versión geneticamente modificada de esta sustancia podría ser usada para agregar genes a las células humanas.

En el campo experimental de la terapia genética, genes terapeuticos son transportados hasta las células problemáticas para agregarse a su material genético y ocasionar que empiecen a comportarse normalmente. Por lo general los virus son los vehículos empleados para transportar estos genes terapeuticos dentro del cuerpo humano, aunque se han planteado preocupaciones sobre la seguridad de esta práctica.


Por otro lado, las proteínas de la seda han sido empleadas en el campo de la medicina por decadas y son biocompatibles.

Por esto, un equipo de científicos liderado por el profesor David Kaplan de la Universidad de Tufts ha modificado las proteínas de la seda de la tela de araña de tal forma que se adhieran unicamente a las células enfermas y que contengan un gen que codifica la proteína que le permite a las luciernagas emitir luz. En pruebas de laboratorio con ratones que tenían células humanas de cáncer de mama, las proteínas de la seda se unieron a estas células e inyectaron el material genético que produce el brillo en su núcleo celular, sin causar el menor daño al ratón. Por medio de un equipo especial, los investigadores fueron capaces de detectar el brillo, lo que les permitió determinar que las proteínas habían alcanzado las céluls cancerosas.





SHARE THIS

Author:

0 comentarios: