jueves, 8 de septiembre de 2011

Combustible para carros hecho a base de papel periodico



Gracias a una nueva investigación, probablemente en unos años el destino de los periódicos viejos no sea el relleno sanitario. Incluso, seguramente no se utilizarán para hacer más papel sino para producir biocombustibles gracias a un nuevo tipo de bacteria. Conocido como "TU-103", el microorganismo fue descubierto recientemente por un equipo de científicos de la Universidad Tulane de Nueva Orleans. Esta bacteria es capaz de convertir la celulosa -como el que forma el papel periódico- en butanol, el cual puede usarse para sustituir gasolina.

La celulosa se encuentra en todas las plantas verdes, y es el material orgánico más abundante de la Tierra, por lo cual es el sueño de muchos científicos el conseguir su conversión a butanol. Solo en los Estados Unidos, al menos 323 millones de toneladas de materiales celulósicos que podrían usarse para producir butanol son desperdiciados cada año.

Los investigadores encontraron la TU-103 inicialmente en heces animales, y desde entonces la han cultivado y desarrollado un proceso (pendiente de patente) que permita producir butanol a partir de celulosa. En su laboratorio, consiguieron usar con éxito papel periódico como fuente de celulosa. Si bien se han descubierto otras bacterias que consiguen producir este alcohol al procesar la celulosa, todas requieren un ambiente libre de oxígeno, lo que incrementa los costos. Sin embargo, la TU-103 es capaz de sobrevivir y funcionar en presencia de oxígeno.

A pesar de que el etanol también es un derivado de la celulosa, se ha reportado que el butanol es superior a este en muchas formas. Por ejemplo, puede usarse en cualquier motor de automovil sin que sea necesaria su modificación, puede bombearse a través de las tuberías existentes, es menos corrosivo y contiene más energía.

Este descubrimiento podría reducir el costo de producir bio-butanol, de acuerdo a David Mullin, cuyo laboratorio en el Departamento de Biología Molecular y Celular en Tulane fue la ubicación de la investigación. Además de permitir la posible reducción en el consumo de combustibles fósiles, como combustible, el bio-butanol producido a partir de celulosa reducirá dramáticamente la emisión de dioxido de carbono y smog en comparación con la gasolina, y tendrá un impacto positivo sobre el vertido de residuos.



SHARE THIS

Author:

0 comentarios: