sábado, 24 de septiembre de 2011

El D-Dalus, el arribo de un nuevo género de aeronaves


d-dalus-aeronave

La compañía austríaca de investigación IAT21 presentó hace poco un nuevo tipo de aeronave en el Show Aéreo de París que tiene el potencial de convertirse en la primera tecnología realmente revolucionaria en el campo de la aviación desde la invensión del motor jet.

El D-Dalus (un juego de palabras de Dedalo dela mitología griega) no es ni un avión de ala fija ni una aeronave de rotor y utiliza cuatro turbinas cilíndricas de contra rotación unidas mecánicamente,cada una de las cuáles rota a 2200 rpm.

La clave de la extrema maniobrabilidad del D-Dallus es su facilidad para alterar el ángulo de las palas de los rotores (por medio de servomotores) para vectorizar las fuerzas, lo que significa que el impulso puede ser redirigido a voluntad a 360 grados alrededor de cualquiera de los tres ejes. Por lo tanto, el D-Dalus puede despegar verticalmente, mantenerse flotando sobre un punto perfectamente y además moverse en cualquier dirección, y esto es solo el comienzo.

Al igual que la mayoría de los carros y aeronaves de la actualidad, mucho de su funcionamiento es controlado por algoritmos de computadora, por lo cual el usuario puede manejarlo con un simple joystick y gracias a esto es mucho menos exigente que un helicóptero.

Las aeronaves de ala giratoria que existen hoy en día ofrecen despegue y vuelo vertical pero tienen debilidades que las hace inadecuadas para muchas aplicaciones. Por ejemplo se ven afectadas por las malas condiciones climáticas, no pueden volar grandes distancias ni a altas velocidades comparadas con las aeronaves de ala fija, y su operación en plataformas tambaleantes como los barcos es complicada.

En contraste, el D-Dalus es especialmente adecuado para tales condiciones y es capaz de ejercer empuje desde arriba hacia abajo, lo que le permite "pegarse" sobre la cubierta de aterrizaje, algo que puede hacer aún sobre un vehículo en movimiento. De hecho, su capacidad para aterrizar sobre plataformas móviles constituye uno de los muchos trucos del D-Dalus, un aspecto que ha aumentado el interés de parte de los militares.

El D-Dalus también es muy silencioso y tiene la estabilidad dinámica para entrar en edificios y volar con facilidad sin importar las condiciones climáticas, algo que no puede conseguirse con las aeronaves de rotores actuales como los helicópteros. Esta aeronave cuenta con un sistema diseñado para evitar colisiones con obstáculos el cual en conjunto con su completa carencia de partes externas vulnerables (como rotores), le permite volar bastante cerca de paredes de roca verticales y muros, una habilidad que lo hace adecuado para misiones de busqueda y rescate, así como un vehículo de vigilancia con la capacidad de permanecer flotando sobre un mismo punto durante largos periodos de tiempo. De esta manera el D-Dalus podría convertirse en una herramienta proactiva de vigilancia en los futuros campos de batalla urbanos.

La carencia de partes externa móviles que sean vulnerables, le permitirá a una aeronave pequeña de tipo D-Dalus penetrar en los edifiicios a través de ventanas, y sus capacidades unicas ofrecen un campo de visión de 360 grados, una ventaja que no se encuentra en los vehículos aéreos de rotor tradicionales, los cuáles tienen puntos ciegos precisamente debido a sus rotores, sin contar con que ninguno de ellos cuenta con la misma maniobrabilidad del D-Dalus.

Por su parte, IAT21 visualiza múltiples aplicaciones basadas en este nuevo diseño, aparte de drones capaces de entrar en edificios, como por ejemplo vehículos capaces de remover contaminación radioactiva o explosivos, evacuar heridos y sostener y dirigir las mangueras de agua de los bomberos.

En sí, esta aeronave es tan simple mecánicamente que necesita por mantenimiento y no requiere conocimientos sobre mantenimiento mayores al de un mecánico de automóviles. Cabe señalar que todas las aeronaves VTOL actuales capaces de transportar grandes cargas son complejas y muy costosas de mantener.

Actualmente, las pruebas son conducidas empleando un motor KTM de 120 CV y turbinas de alrededor de 5 pies de largo. La capacidad de carga de este aparato de pruebas es de 70 kilogramos. Más evaluaciones se han planeado para las próximas semanas. IAT21 también está trabajando con la Universidad Cranfield del Reino Unido en la construcción de un motor más grande y poderoso, una nueva forma para el casco de la aeronave y sistemas avanzados de guía y control.

Las fuerzas en los pivotes de las palas son realmente enormes, y en las pruebas iniciales se encontró que todos los cojinetes disponibles fallaban, por lo cual el inventor Meinhard Schwaiger, que actualmente tiene 150 patentes a su nombre, se puso a trabajar e inventó su propio soporte giratorio casi carente de fricción para soportar las fuerzas ocasionadas por las palas.

El D-Dalus está construido de fibra de carbono, y tal parece que es escalable para una amplia variedad de aplicaciones potenciales incluyendo busqueda y rescate marítimo, transporte de cargas, operaciones dentro y fuera de edificios en llamas y a largo plazo se espera que haya una versión para el transporte público de pasajeros.





SHARE THIS

Author:

0 comentarios: