lunes, 14 de noviembre de 2011

Científicos Destruyen Tumores en Ratones Usando Luz

Actualmente la cirugía, quimioterapia y radiación constituyen la base moderna del tratamiento del cáncer. Si bien son efectivas, estas terapias normalmente tienen efectos negativos sobre el organismo y causan debilitamiento y daños. No obstante, científicios del Instituto Nacional de Cáncer (NCI) en Bethesda, Maryland han estado experimentando con una nueva forma de terapia que emplea luz infrarroja para matar a las células cancerosas y encoger los tumores sin dañar el tejido sano.

El tratamiento de fotoinmunoterapia (PIT por sus siglas en inglés) funciona mediante la combinación de anticuerpos específicos del cáncer con una tinta fluorescente. Una luz con una longitud de onda cercana a la infrarroja es aplicada, la cual calienta la tinta y produce un agujero en las células de cáncer impregnadas con la tinta. Esto esencialmente mata las células del tumor sin dañar las sanas.

Los investigadores han aplicado este procedimiento en tumores desarrollados en ratones, para lo cual emplean anticuerpos que se unen a proteínas que se expresan en grandes cantidades en el cáncer. Los científicos específicamente usaron como "blanco" la HER2, una proteína presente en ciertos tipos de cáncer de seno; la EGFR, un proteína presente en algunos cánceres de pulmón, pancreas y cólon; y la PSMA, una proteína expresada en el cáncer de próstata.


Las células normales contienen cientos de copias de estos anticuerpos, pero las células cancerosas suelen tener millones. Por supuesto que está es una gran diferencia. El resultado es que solo las células de cáncer son afectadas por la terapia de luz infrarrojas dejando el tejido circundante sano y salvo.

La tinta usada en el estudio también brilla, lo que permite a los investigadores monitorear con más facilidad el progreso del tratamiento mediante la luz fluorescente emitira por los tumores. En los ratones usados en el estudio, la fluorescencia visible disminuyó un día después de un solo tratamiento con luz infrarroja. La terapia tiene el potencial de ayudar a los cirujanos en el futuro a identificar células cancerosas que puedan permanecer después de que el tumor ha sido removido. Esto puede ser de mucha ayuda para remover células tumorales que son difíciles de alcanzar para los cirujanos.

En esta etapa la terapia aún no es aplicable para su uso con tumores más grandes ya que destruye demasiadas células al mismo tiempo, lo que libera muchas toxinas en el organismo lo que puede ocasionar problemas cardiovasculares. Aún se necesitan llevar a cabo más investigaciones en relación a la detección de proteínas sobre expresadas en el cáncer. Por ejemplo la proteína HER2 usada en el estudio se presenta únicamente en el 40% de los casos de cáncer en el seno.







SHARE THIS

Author:

0 comentarios: