jueves, 1 de diciembre de 2011

Gusano Microscópico Podría Ser la Clave Para Colonizar Marte

El gusano microscópico Caenorhabditis elegans podría tener la clave para la colonización del espacio de acuerdo a los científicos de la Universidad de Nottingham. En una investigación publicada recientemente por la universidad, se indica que el C.elegans puede alcanzar la madurez desde la etapa de huevo y reproducirse exitosamente en el espacio, tal como lo hace en la Tierra. Por lo tanto, este gusano es un firme candidato para constituir un grupo de avanzada a Marte con el fin de examinar los efectos de los viajes espaciales de larga duración sobro los organismos terrestres.



El experimento comenzó en el 2006 cuando el transbordador espacial Discovery transportó una población de 4000 C.elegans a la Estación Espacial Internacional donde, en un periodo de 3 meses, doce generaciones de estos nemátodos consiguieron reproducirse exitosamente en la órbita baja de la Tierra mientras eran monitoreadas remótamente por un equipo de investigadores liderado por el Dr. Nathaniel Szewczyk.


A pesar de lo sorprendente que pueda parecer, muchos de los cambios biológicos que ocurren durante un vuelo espacial afectan a los astronautas y a los gusanos de la misma manera. El experimento realizado en la estación espacial demostró que los gusanos pueden crecer y reproducirse en el espacio durante el tiempo suficiente como para alcanzar otro planeta y que además su salud puede controlarse remótamente. Como resultado, el C.elegans es una opción de bajo costo para descubrir y estudiar los efectos biológicos de misiones espaciales de larga duración.


Desde la decada de los 70, el Caenorhabditis elegans ha sido estudiado como un organismo modelo en el cual los procesos biológicos pueden evaluarse para entender procesos similares en otras especies. En 1998 se convirtió en el primer organismo cuyo genoma entero fue secuenciado. Se encontró que 2000 de sus 20000 genes se relacionan con la función muscular y ahora se sabe que el 50 al 60 por ciento de estos tienen su contraparte en el ser humano. Estas características (además de su tamaño claro está), convierten al C. elegans en el organismo perfecto para este estudio.


Este no es el primer estudio relacionado con nemátodos en el espacio. El Dr. Szewczyk ha colaborado con otras tres misiones espaciales, incluyendo una en el 2009, que indicó que el RNA del C.elegans permanece efectivo durante el vuelo espacial. Por lo tanto, en opinión de Szewczyk, ya es hora de enviar los gusanos en un viaje a Marte.

La mayoría de los científicos están de acuerdo en que el ser humano puede y debe en un futuro colonizar otros planetas. Si bien esto suena como ciencia ficción, es un hecho que si la humanidad quiere evitar la extinción que tarde o temprano llega a todas las especies en la Tierra, entonces necesida encontrar maneras para colonizar otros mundos. Tal parece que los humildes gusanos nemátodos contruirán con este fin.








SHARE THIS

Author:

0 comentarios: