lunes, 16 de enero de 2012

Primeros Monos Quiméricos Desarrollados de Células Madre



Un equipo de científicos ha conseguido un logro impresionante en el campo de la investigación en células madre. Los investigadores Centro Nacional de Investigación de Primates en Oregon (ONPRC) han declarado que su trabajo ha permitido el nacimiento exitoso de tres monos quiméricos, es decir monos desarrollados a partir de células madre de dos embriones separados.

El proceso que condujo al naciemiento de los monos involucra tomar una célula madre de un embrión y transplantarla directamente a otro embrión. Las células crecieron juntas en el embrión anfitrión hasta formar un organismo completo. Seguidamente estos embriones son injertados en una hembra que queda embarazada. El animal que nace eventualmente a partir de este procedimiento es conocido como quimera. La técnica ha sido empleada exitosamente en el pasado con células madre de roedores, pero hasta ahora nunca se había empleado con primates.

El propósito central de esta investigación es estudiar las diferencias entre las células madre naturales en embriones tempranos (también conocidas como células totipotentes) y las células madre de embriones más desarrollados, las cuáles se conocen como células pluripotentes. Las células totipotentes son las precursoras de otras células madre que tienen la habilidad de dividirse y producir todas las células diferenciadas en la placenta y el cuerpo. Por el contrario, las células pluripotentes solo pueden desarrollarse en ciertas partes del cuerpo y no en la placenta, por lo cual son más limitadas.

Experimentos anteriores que emplearon células pluripotentes provenientes de roedores produjeron ratones quiméricos, pero en el 20% de los casos los individuos desarrollaron cáncer. Investigadores japoneses dijeron haber desarrollado un proceso para producir quimeras que no ocasiona cáncer, pero toma más tiempo y es menos eficiente.

El uso de células madre en investigaciones ha sido controversial durante los últimos 15 años, principalmente en los Estados Unidos en donde incluso ha intervenido la política presidencial. El presidente George W. Bush prohibió la investigación en este campo, orden que fue revertida por el actual presidente de esa nación Barack Obama en el 2009.

Los expertos en el campo afirman que las investigaciones de células madre en primates son relevantes por sus usos potenciales en la medicina regenerativa.

En este caso, el interés de los científicos no es llegar a producir quimeras humanas en un futuro, sino entender las diferencias entre distintas especies y entre distintos tipos de células madre. Las terapias con células madre prometen grandes avances en el reemplazo de células nerviosas dañadas en aquellas personas que sufren parálisis debido a daños en la espina dorsal por ejemplo, o en la sustitución de células productoras de dopamina en pacientes com Parkinson que han perdido estas células debido a la enfermedad.






SHARE THIS

Author:

0 comentarios: