lunes, 6 de febrero de 2012

Computación de Nube Perfectamente Segura Gracias a Computación Cuántica


Conforme cada vez más compañías continúan con sus esfuerzos para conseguir que confiemos nuestra información a sus sistemas de computación de nube, existen aún varias preocupaciones justificables acerca de la seguridad de los servicios basados en este tipo de sistemas. No obstante, un equipo internacional de científicos acaba de demostrar que la computación de nube perfectamente segura es posible mediante la combinación del poder de la computación cuántica con la seguridad de la criptografía cuántica. Estos investigadores efectuaron lo que ellos llaman la primera demostración de "computación cuántica ciega", en la cual la computación cuántica es efectuada con la entrada, computación y salida permaneciendo completamente desconocidos para la computadora, y por lo tanto también para los espías.

Si bien se espera que las computadoras cuánticas jueguen un papel importante en el futuro del procesamiento de información, algunos creen que al igual que las supercomputadoras de hoy en día, estarán limitadas a unas pocas instalaciones especializadas alrededor del mundo. Si bien esto trae a la mente la frase atribuida a Thomas Watson en 1943, "Pienso que existe un mercado mundial para quizas 5 computadoras", dada la dificultad que plantea la construcción de dispositivos cuánticos, existe la posibilidad de que dicho escenario se haga real al menos a corto plazo.

El equipo internacional ha estado trabajando en el Centro para la Ciencia y la Tecnología Cuántica (VCQ) en la Universidad de Viena y en el Instituto de Optica Cuántica e Información Cúantica (IQOQI) y afirma que la física cuántica permitirá a los usuarios remotos de servicios de computación de nube enviar y recibir datos privados de forma segura con el conocimiento de que estará protegida de ojos curiosos.

Los investigadores describen el proceso de la siguiente manera: El usuario prepara qubits -las unidades fundamentales de las computadoras cuánticas - en un estado conocido sólo por él mismo y envía estos qubits a la computadora cuántica, la cual enreda los qubits de acuerdo a un esquema estándar.

En sí, el computo se basa en la medición: el procesamiento de información cuántica es implementando mediante la simple medición de qubits. El usuario "personaliza" instrucciones de medición al estado particular de cada qubit y los envía directamente al servidor cuántico.

Finalmente, los resultados del cómputo son enviados nuevamente al usuario que puede interpretar y utilizar los resultados de este computo. Aún si el computador cuántico de un espía trata de leer los qubits, no obtienen información útil ya que no conoce el estado inicial, por lo cual está "ciego.".

 Los científicos efectuaron lo que ellos creen es la primera demostración de este proceso de computación cuántica "ciega" mediante la codificación de los datos usando fotones. Estos son bastante adecuados ya que pueden emplearse con facilidad en operaciones de computación cuántica y pueden transmitirse con rapidez a través de grandes distancias.

La física cuántica permitirá resolver uno de los desafíos clave en la computación distribuida. En un futuro no muy lejano preservará la privacidad de los datos cuando los usuarios interactúen con centros de computo remotos.






SHARE THIS

Author:

0 comentarios: