miércoles, 8 de febrero de 2012

US Navy Realiza Pruebas con Primer Prototipo de Arma de Railgun


Dos años después de que la compañía BAE Systems ganara un contrato de 21 millones de dólares de la Oficina  de Investigación Naval (ONR) para desarrollar un arma electromagnética de tipo railgun (cañón de riel) para la U.S. Navy, la compañía ha entregado el primer prototipo demostrador al Centro Naval de Guerra de Superficie (NSWC), ubicado en Dahlgren. Este prototipo está siendo preparado para una serie de pruebas que se realizarán en el transcurso de las siguientes semanas.

A diferencia de las armas que se basan en propelentes químicos explosivos como la pólvora para lanzar el proyectil, los cañones de riel electromagnéticos aceleran un proyectil conductor a lo largo de rieles de metal por medio de un campo magnético producido con electricidad. Mientras que la velocidad de los proyectiles impulsados por medio de pólvora está limitada a alrededor de 4389 km/h, la U.S. Navy afirma que el arma de riel es capaz de lanzar proyectiles a una velocidad de entre 7242-9012 km/h.

Este tipo de velocidad se traduce en un mayor alcance. Inicialmente, la U.S. Navy planea usar el arma para atacar blancos ubicados a un rango de 92-185 kilómetros, con un incremento planeado para atacar blancos localizados a una distancia de hasta 407 kilómetros. Así mismo, afirma que la nueva arma le brindará a sus barcos de guerra mayores posibilidades de ataque y defensa, como por ejemplo la capacidad de atacar blancos en tierra, brindar apoyo preciso a tropas en tierra y defensa en contra de misiles balísticos  y de crucero. Así mismo, la ONR destaca la mejora en la seguridad que esta arma le brindaría a los barcos, ya que no emplea explosivos que necesiten ser almacenados, por lo cual no hay peligro de explosión por ataque o accidente.

Como es de esperar, la elevada velocidad del proyectil causa una alta fricción.  A esto hay que añadir la resistencia en los rieles los cuáles deben estar contacto con el proyectil ya que es a través de estos que circula la corriente eléctrica, lo cual en conjunto produce una gran cantidad de calor. Esta ha sido una de las principales dificultades para la construcción de un arma de este tipo, que evite ser destruida por el calor del disparo y que sea capaz de soportar disparos múltiples durante un intervalo de tiempo corto.

Para solucionar este problema, la siguiente fase del desarrollo del arma de riel se va a focalizar en el diseño de sistemas de carga automatizados de proyectiles y sistemas de enfriamiento que mejoren la tasa de disparo. Recientemente la ONR firmó un contrato con BAE Systems, Raytheon Corp. y General Atomics para desarrollar un sistema de poder de pulso que permita disparar proyectiles en una rápida sucesión. El contrato marca el inicio de un esfuerzo de cinco años para conseguir una tasa de disparo de 6 a 10 rondas por minuto.

Por el momento, no obstante, todos los ojos están fijos en el prototipo demostrador de 32 megajulios que iniciará las pruebas a partir de mes mientras que el segundo prototipo el cual es construido por General Atomics será entragado poco después.





SHARE THIS

Author:

0 comentarios: