martes, 27 de marzo de 2012

El carro más eficiente de Ford jamás construído



nueva tecnología de Ford que ofrece alto desempeño en consumo de combustible



Con el costo del combustible subiendo cada día más y atacando el presupuesto de las familias con fuerza, Ford de Europa ha comenzado la producción de su automóvil de pasajeros más eficiente en cuanto a consumo de combustible el cual además tiene las menores emisiones de CO2. La nueva tecnología ECOnetic de la compañía emplea un motor diesel de 1.6 litros Duratorq TDCi capaz de producir un torque de 205 Nm y ofrece una economía de combustible de 3.3 Litros/100 km con emisiones de CO2 de 87 g/km.
Además del motor diesel de diseño optimizado que cuenta con la calibración a medida y relación de transmisión óptima, el bajo consumo de combustible del automóvil se debe a una variedad de tecnologías ECOnetic, las cuáles incluyen Auto-Start-Stop, la cual apaga el motor cuando el vehículo está detenido, Smart Regenerative Charging, el cual envía energía de recarga a la batería cuando el vehículo frena, Eco Mode, un sistema que provee al conductor con información acerca de su estilo de manejo y un un indicador de cambio de marchas en el panel de instrumentos que señala el momento óptimo para efectuar para cambiar una marcha.

Mientras que el motor del automóvil es construído en Gran Bretaña, el vehículo es producido en la planta de ensamblaje de Ford en Colonia, Alemania y viene en una versión de tres puertas y una de cinco puertas, con una variedad de niveles de acabado dependiendo del mercado. La compañía ha declarado que la mitad de los autos de Ford vendidos en Europa será modelos con la tecnología ECOnetic para finales de este año, y se espera que para el 2013 esta cantidad se incremente a dos tercios.
Los consumidores norteamericanos que esperan que los modelos con tecnología ECOnetic lleguen a su país puede que vean frustradas sus esperanzas debido a un artículo del 2009 en la revista Business Week en la cual se afirmó que Ford no podría vender estos vehículos a un precio suficientemente bajo debido a las tasas de cambio de las divisas. Adicionalmente, la conversión de su planta en México para la producción de motores diesel tendría un costo de más de 300 millones de dólares. En otras palabras, la compañía considera que no hay suficiente mercado para automóviles de motor diesel en Norteamérica y Suramérica como para justificar tal gasto.




SHARE THIS

Author:

0 comentarios: