miércoles, 7 de marzo de 2012

Compañía japonesa planea construir elevador espacial para 2050


Una compañía japonesa está buscando llevar a los elevadores a nuevas alturas. El periódico Daily Yomiuri reporta que la compañía Obayashi Corp., ubicada en Tokio, tiene planes para construir un elevador espacial que esté operacional para el 2050 y que sea capaz de transportar pasajeros y carga en un vehículo que viajará a lo largo de una especie de cable hecho de nanotubos de carbono, la cual estará extendida a una distancia equivalente a una cuarta parte de la distancia de la Tierra a la Luna.

Un contrapeso al final del cable de 96000 kilómetros servirá para anclar todo el ensamblaje, el cual estará conectado a una estación en tierra. Los pasajeros viajarán desde la superficie de la Tierra a una terminal la cual tendrá un centro de investigación y centros residenciales que estarán a una altura de 36 000 kilómetros. Para este fin, se empleará un vehículo unido al cable que viajará a una velocidad de 200 km/h. A esa velocidad el viaje tomará alrededor de una semana.

La electricidad para hacer funcionar la estación sería provista por páneles solares los cuáles incluso serían capaces de enviar energía a tierra.

El concepto de elevadores capaces de alcanzar el espacio ha existido desde 1895 cuando un científico ruso llamado Konstantin Tsiolkovsky fue inspirado con la recien construida torre Eiffel para concebir la idea de una especie de torre que alcance una órbita geoestacionaria desde la superficie de la Tierra. Desde entonces la idea ha sido tema de ciencia ficción, pero en años recientes ha sido retomada por científicos y la NASA incluso ha desarrollado esfuerzos para convertirla en una realidad.

El problema ha sido hallar un material lo suficientemente ligero y fuerte para crear un cable de esa extensión. Obayashi y otros creen que los nanotubos de carbono constituyen la solución ideal, siendo la clave para este ambicioso proyecto.

Por el momento Obayashi no ha dicho cual es el costo estimado del proyecto, pero cuando esté funcionando espera poder transportar hasta 30 pasajeros por viaje a lo largo del cable, empleando probablemente motores magnéticos lineales. La compañía tampoco ha revelado el sitio donde sería ubicado el elevador espacial, pero debido a que empleará las fuerzas centrífugas para mantener el cable extendido y tenso, la estación base deberá estar localiza a lo largo o al menos cerca del ecuador.





SHARE THIS

Author:

0 comentarios: