miércoles, 7 de marzo de 2012

Investigadores Dan Seguimiento a Teléfonos Móviles con Hardware Barato


Mientras que las series televisivas de policías nos muestran que para los proveedores de servicios de telecomunicaciones móviles es fácil rastrear la ubicación de una persona mediante su teléfono móvil, un grupo de investigadores de la Universidad de Minnesota ha revelado que esto también es una tarea sencilla para los hackers. Por medio de un teléfono barato y un software de código abierto, los investigadores fueron capaces de dar seguimiento a la localización de usuarios de teléfonos móviles sin que estos lo supieran, empleando la red GSM la cual se estima que brinda servicios al 80 por ciento del mercado móvil a nivel mundial.

De acuerdo a la nueva investigación realizada por científicos en computación del Colegio de Ciencia e Ingeniería de la Universidad de Minnesota, una persona puede determinar la ubicación de un usuario de teléfono móvil sin que este lo sepa debido a que las redes de teléfonos celulares "filtra" la localización de estos.

Las torres de teléfonos celulares tienen que rastrear a los suscriptores del servicio para brindar el servicio de forma eficiente. Por ejemplo, una llamada de voz entrante requiere que la red localice el dispositivo de tal forma que pueda dedicar los recursos apropiados para manejar la llamada. La red celular del dispositivo móvil tiene al menos que rastrear este dentro de grandes regiones con fin de poder encontrarlo con mayor facilidad.

Paa hacer esto, las torres de telefonía celular envía una señal de una página al teléfono del usuario y espera a que el aparato responda cuando hay una llamada en proceso. Los hackers son capaces de determinar la ubicación general del usuario por medio de esta señal.

A pesar de que el estándar GSM asigna a cada teléfono una identificación temporal para distinguirlo de los demás, es posible localizar el número de teléfono por medio de esta ID temporal. Con solo ver los mensajes enviados por la red, es posible localizar el teléfono dentro de un área de 100 kilómetros cuadrados. Así mismo, si se emplea para el rastreo la torre por medio de la cual se conecta el teléfono a la red, es posible ubicar el aparato en un área de 1 kilómetro cuadrado.

Para esto no se requiere equipo especializado, solamente se necesita ciertos tipos de software de código abierto que cualquiera puede descargar.

Durante la prueba de campo, se empleo un teléfono móvil poco costoso y el software de código abierto sin recibir ningún tipo de ayuda del proveedor del servicio. En este caso los investigadores fueron capaces de ubicar al sujeto de prueba dentro de una zona de 10 cuadras conforme se movilizaban por la ciudad de Minneapolis.

En su informe presentado recientemente, los investigadores destacaron algunos problemas posibles problemas relacionados con la seguridad de las personas que emplean este tipo de servicios de telecomunicaciones.

Por ejemplo, agentes de un régimen opresivo podrían no requerir la cooperación de los proveedores de servicios celulares para determinar si un grupo de disidentes forma parte de una protesta. Otro ejemplo podría ser que la localización de figuras prominentes sea descubierta fácilmente por terroristas o grupos de insurgentes que tengan la intención de atentar contra estas personas. Así mismo un grupo de ladrones con conocimientos de tecnología podrían averiguar cuando los dueños de una casa se encuentran ausentes con lo cual podrían entrar en las viviendas sin peligro de ser descubiertos.






SHARE THIS

Author:

0 comentarios: