jueves, 12 de abril de 2012

Bote no tripulado Piranha podría redifinir la guerra en el mar


Probablemente la mayoría ha oído hablar de los UAV, aviones no tripulados controlados remotamente pero lo más seguro es que pocos han escuchado sobre los USV (Unmanned Surface Vehicle) que básicamente son barcos no tripulados como el concento Piranha de Zyvex Marine. Apenas en el 2010 era un prototipo en desarrollo el cual en la actualidad se ha convertido en un vehículo completamente listo para la producción cuya primera unidad fue construida el pasado mes de noviembre. De acuerdo a sus creadores, el Piranha es el primer barco en el mundo fabricado de nanomateriales. 

El Piranha diseñado para la etapa de producción en realidad no se aparta mucho del prototipo. Está fabricado de Arovex, una fibra de carbono "nano-mejorada" creada por la compañía, que es un material de bajo peso que promete una significativa mejora en la eficiencia en comparación con barcos hechos de fibra de vidrio y aluminio. Los números que ha dado a conocer Zyvex sobre el Pirahna son los siguientes: tiene una longitud de 54 pies con un consumo de combustible de 45.4 litros por hora a una velocidad de crucero de 44 km/h. Esto, de acuerdo a la compañía, ofrece un ahorro de combustible del 75% comparado con los botes tradicionales que gastan alrededor de 189 litros por hora, lo que permite un aumento de hasta 10 veces en el alcance. Esta es una afirmación tan audaz como confusa en cierto sentido (¿Que es un bote tradicional?), ya que en otras palabras nos dice que un bote de este tipo con un peso de 8000 libras y capaz de llevar una carga de 15000 libras podría en teoría tener un alcance de 4000 kilómetros.

Un mayor rango es, en términos militares, la principal ventaja del ahorro en combustible. Hasta el momento, la US Navy y sus proveedores han escogido construir los USV de aluminio, caucho o fibra de vidrio, que constituyen materiales seguros pero algo obsoletos de acuerdo a Zyvex. Si bien un USV de largo alcance seguramente requerirá un equipo en tierra para su control, Zyvex afirma que no hay necesidad de que esté atado a una ubicación específica o plataforma de lanzamiento.

El concepto del Piranha no será el único producido con la tecnología Arovex para vehículos acuáticos de Zyvex por mucho tiempo. La compañía ha anunciado dos nuevas plataformas basadas en el Piranha, el LRV-11 y el LRV-17, las cuáles serán ofrecidas en versión tripulada y no tripulada, si bien por el momento no se ha mencionado cual será su rol y su apariencia.
No obstante, una pista se presenta en la forma del PR bluster fabricado por la compañía. Actualmente Zyvex está posicionando botes ultramodernos para una nueva era de supremacía naval, en la cual grandes flotas de buques colosales no solamente son excesivamente caras sino también indeseables. En un mundo en el que las principales amenazas marítimas provienen de la piratería, traficantes de armas y terroristas, la rapidez y la agilidad es lo que cuenta. Probablemente por esta razón, Zyvex sugiere que el rol más adecuado  para un USV no tripulado y de largo alcance es de servir como escolta de convoys. Así mismo, pueden ser empleados para ataques furtivos, esperando en silencio durante días o semanas, antes de lanzar torpedos o disparar misiles sobre el blanco. Otro uso potencial que podría tener este bote es el rastreo de minas.

De acuerdo a Zyvex, muchas misiones aún requieren la intervención humana directa, pero la idea es que los vehículos derivados del concepto del Piranha tengan la velocidad y el alcance necesarios para comprar el tiempo necesario para que un barco tripulado llegue a la escena donde es requerido. Dada la situación actual, uno esperaría ver vehículos como el Piranha en regiones como el Cuerno de Africa o en Afganistán, donde la presencia del terrorismo y la piratería se han hecho comunes. 







SHARE THIS

Author:

0 comentarios: