sábado, 14 de abril de 2012

Células modificadas capaces de buscar virus de HIV y destruirlo



A pesar de que aún no existe una cura contra el HIV, el cuerpo humano de hecho contiene células que combaten este virus, el problema es que no son suficientes para destruirlo por completo. En el 2009, científicos de la UCLA en California realizaron un experimento, mediante el cual fueron capaces de hacer crecer estos linfocitos T citotóxicos CD8 (también conocidos como células T) a partir de células madre humanas modificadas geneticamente. Ahora, en un estudio subsecuente, estos mismos investigadores han demostrado que estas células modificadas pueden buscar y destruir células infectadas con el virus del HIV en organismos vivos.

En el proyecto previo, los investigadores tomaron células T de individuos infectados con HIV y aislaron el receptor de células T dentro de estas - esto es lo que permite a las células T identificar y destruir células infectadas con el HIV. Seguidamente procedieron a clonar este receptor y lo emplearon para modificar a nivel genético células madres sanguíneas. Estas células fueron colocadas en tejido humano de timo, el cual había sido implantado en ratones. Una vez ahí, las células madre modificadas se convirtieron en células T capaces de atacar específicamente al HIV.

Mientras que el estudio indica que es posible crear células T modificadas geneticamente para combatir el HIV en el cuerpo, no muestra hasta ahora como se comportan estas células una vez que están en el interior de un organismo. El estudio más recientes, sin embargo, ha conseguido esto.

En esta ocasión, células T modificadas geneticamente fueron introducidas en "ratones humanizados" - ratones de laboratorio cuyas modificaciones genéticas les permiten llevar genes, células y tejidos humanos. Entre dos y seis semanas después, se efectuaron pruebas de laboratorio en la sangre periférica, plasma y órganos de los ratones. Se encontró que no solo se redujo el nivel del HIV en la sangre, sino que el número de células CD4 que ayudan a las células T aumentó - las CD4 son células blancas de la sangre que juegan un papel clave en el combate de las infecciones y por lo general su número disminuye ante una infección con VIH.

De acuerdo a los científicos, estos resultados indican que las células T introducidas se desarrollaron y migraron hacia los órganos donde combatieron la infección con HIV. También notaron, sin embargo, que incluso en ratones humanizados, el HIV puede mutar más lentamente que en los seres humanos. Esto significa que múltiples receptores de células T tendrían que ser empleados para tener en cuenta la probabilidad más alta de la mutación del virus en los seres humanos. Para este fin, los investigadores han comenzado a crear receptores que atacan partes específicas del virus del HIV.

De esta manera, los investigadores creen que estudio puede llevar al desarrollo de un nuevo enfoque para el combate del virus del HIV en pacientes infectados con las esperanza de erradicar el virus del cuerpo.





SHARE THIS

Author:

0 comentarios: