lunes, 7 de mayo de 2012

Escalpelo láser ultrapreciso


La práctica de remover quirúrgicamente el tejido enfermo o dañado dentro del cuerpo por lo general es bastante compleja y no en pocas ocasiones el tejido sano circundante puede verse afectado o removido en el proceso. En áreas altamente sensibles como el cerebro o la espina dorsal, donde un error de una fracción de un milímetro puede tener graves consecuencias, a veces la cirugía se considera demasiado riesgosa. Sin embargo, tal parece que un nuevo "escalpelo" endoscópico láser, puede ayudar a reducir los riesgos significativamente.
Desarrollado por un equipo de investigadores de la Universidad de Austin en Texas, este dispositivo cuenta con una longitud de 23 mm y una circunsferencia de 9.6 mm y está diseñado para montarse al final de un cable endoscópico. Entre sus diversos componentes contenidos dentro de su cubierta impresa en 3D podemos destacar un microscopio miniatura, un láser ultra rápido de femtosegundos y un espejo de escaneo MEMS (sistema micro electro mecánico) de 750 micrómetros. También incorpora una fibra especial la cual permite dirigir los pulsos de luz desde el láser a través del microscopio.

Inicialmente, el microscopio será usado para localizar y apuntar al tejido problemático, por medio de una técnica conocida fluorescencia de dos fotones. Esta técnica involucra el uso de luz infrarroja que puede penetrar hasta un milímetro dentro del tejido vivo. El dispositivo es tan preciso que puede ser dirigido a células individuales e incluso a partes de células, como el núcleo.

Una vez que el tejido ha sido apuntado, se emplea el láser para producir pulsos de luz con una duración de solo 200 cuadramillonésimos de segundo. Estos pulsos son suficientes para remover el tejido no deseado y a la vez son tan breves que pueden dejar el tejido adyacente sin daño alguno.

Hasta ahora, el sistema ha sido probado en el laboratorio con cuerdas bucales de cerdos y en tendones de colas de rata. Si bien ya el aparato está listo para entrar en la etapa de comercialización, los científicos afirman que se necesitan al menos cinco años de pruebas clínicas antes de que sea aprobado para su uso general. Esta investigación será presentada dentro de poco en San José, California, durante la Conferencia sobre Láseres y Electroóptica.





SHARE THIS

Author:

0 comentarios: