lunes, 6 de agosto de 2012

Nanocables de plata nuevo adelanto en la electrónica


A inicios de este año, un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte reportó que consiguió la creación exitosa de conductores elásticos hechos de nanotubos de carbono. Estos conductores podrían llevar al desarrollo de "electrónica estirable" que a su vez podría emplearse para producir tejidos inteligentes, pantallas plegables o incluso piel de robot sensible al tacto. Ahora, el mismo grupo de científicos consiguió producir más conductores elásticos pero esta vez por medio de nanocables de plata, los cuáles presentan grandes ventajas sobre los nanotubos de carbono.

En primer lugar, los nanocables de plata tienen una mayor conductividad que los nanotubos de carbono o que los nanocables hechos de otros metales. De esta manera, cualquier conductor elástico hecho de nanocables de plata tiene una mayor capacidad de conducción en comparación con cualquier otro conductor estirable basado en nanotubos de carbono.

Adicionalmente, los nanocables de plata son más fáciles de producir en masa ya que son sintetizados químicamente a partir de una solución, lo cual los hace más compatibles con técnicas existentes de fabricación paralelas o seriales. Por su parte, los nanotubos de carbono se hacen crecer sobre un sustrato mediante métodos en seco y además se requieren etapas adicionales para dispersarlos en una solución de tal modo que puedan aplicarse.

Finalmente, los nanocables de plata son compatibles, lo que significa que pueden emplearse en dispositivos biomédicos sin ningún problema. En contraste, los nanotubos de carbono pueden tener alguna toxicidad sobre todo si no están refinados.

El proceso de fabricación de los nanocanles es bastante simple.

Primero, los nanocables se colocan sobre una placa de silicio. Seguidamente un polímero líquido es vertido sobre la placa la cual se calienta, lo que ocasiona que pase del estado líquido a una forma sólida elástica. Posteriormente, se retira el polímero de la placa de silicio con los nanocables sellados en su interior - algunos intentos previos para desarrollar electrónica estirable han involucrado procesos en que el material conductor se deposita sobre la parte exterior del sustrato, por lo que puede llegar a separarse con el paso del tiempo.

Cuando la hoja del polímero se estira por primera vez, la superficie del lado que contiene los cables se relaja nuevamente hasta adquirir una forma ondulada, abrochada. Con cada estiramiento posterior, la hoja puede elongarse hasta en un 50 por ciento sin que se produzca un efecto negativo sobre la conductividad de los nanocables. Esto se debe a que el ondulado permite a los cables mantenerse en una posición relativa fija entre si, sin importar que el polímero esté estirado o sin estirar.





SHARE THIS

Author:

0 comentarios: