domingo, 9 de septiembre de 2012

DARPA desarrolla cazadores autónomos de submarinos



El combate de submarinos puede parecer una reliquia obsoleta de los filmes de la Segunda Guerra Mundial y de la Guerra Fría, pero durante los últimos 20 años se ha incrementado el número de submarinos silenciosos impulsados por diesel incluso en las fuerzas navales de países poco amistosos. Con el fin de contrarrestar esta amenaza, DARPA ha otorgado un contrato a la empresa SAIC (Science Applications International Corporation) de McLean, Virginia, para el desarrollo de submarinos autónomos capaces de operar durante meses sin intervención humana.
Los submarinos impulsados por diesel son empleados por cada vez más fuerzas navales alrededor del mundo. Si bien puede parecer en principio que no son rivales para sus contrapartes nucleares que no necesitan reabastecerse de combustible y pueden permanecer sumergidos durante meses, los submarinos de diesel cuentan con ciertas ventajas.

En primer lugar, son sumamente silenciosos cuando operan con energía proporcionada por baterías debido a que no necesitan activar las bombas y otros equipos necesarios en un submarino nuclear. A diferencia de las versiones anteriores, los submarinos de diesel modernos pueden permanecer sumergidos por días. A pesar de que tienen rangos de alcance cortos, pueden operar en zonas costeras poco profundas a las cuáles no pueden acceder los submarinos nucleares. Además de esto, son mucho más baratos.

 Debido a que cada vez más países adquieren estos submarinos, la DARPA busca una solución que permita contrarrestar esta amenaza. Por esto, ha iniciado el programa ACTUV el cual tiene como objetivo desarrollar un submarino robótico que pueda detectar y seguir otros submarinos por miles de kilómetros durante periodos de meses sin necesidad de supervisión. No solo eso, debe ser capaz de operar con seguridad y en concordancia con las leyes marítimas.


Debido a que requiere nuevos sensores y sistemas autónomos avanzados así como sistemas de propulsión capaces de superar a un submarino diesel, el ACTUV plantea serios desafíos, pero también brinda nuevas oportunidades. Debido a que no necesita una tripulación, el submarino robótico será mucho más baratos de construir y operar – se habla de un décimo del costo de un cazador de submarinos convencional. El no tener tripulación también brinda la ventaja de que el submarino puede operar en áreas que pueden ser demasiado peligrosas para los marinos, y no necesita la estabilidad dinámica de un barco convencional y la reserva de flotabilidad.


El programa ACTUV consta de cuatro fases. La fase 1, ya completada, evaluó el concepto y realizó una evaluación de riesgos mientras que las fases 2-4, cubren el diseño, construcción y demostración de un prototipo. DARPA también espera que la tecnología pueda aplicarse para el desarrollo de otros tipos de barcos de guerra autónomos.







SHARE THIS

Author:

0 comentarios: