miércoles, 26 de diciembre de 2012

Prueba exitosa con láser de 50kW

Armas de rayos láser de alta energía que sean prácticas están cerca de convertirse en una realidad después de que la compañía Rheinmetall probó con éxito un arma láser de prueba con una potencia de 50 kW. La serie de ejercicios se llevó a cabo en el terreno de pruebas Ochsenboden ubicado en Suiza. En ese lugar el láser de 50kW fue probado en contra de una serie de blancos para demostrar sus mejoras con respecto a la versión de 10 kW del año anterior.

Diseñado para defensa aérea, guerra asimétrica y contrarrestar cohetes, artillería y morteros, el láser de Rheinmetall no es una simple arma, sino más bien dos módulos láser montados sobre torretas de defensa aérea Oerlikon Revolver Gun los cuáles cuentan con dos módulos adicionales para proporcionar la energía requerida por el sistema. Los láseres son combinados empleando la Tecnología de Superposición de Haces de Rheinmetall para focalizar un láser de 30 kW y otro de 20 kW en el mismo punto. De esta manera se obtiene el poder destructivo de un láser de 50 kW.  La compañía ha declarado que en el futuro es posible que produzca un arma láser de 100 kW.

El láser fue probado en contra de tres blancos distintos. El primero fue una viga de acero de 15 mm de espesor la cual fue cortada desde una distancia de 1000 metros. El segundo fue un grupo de vehículos aéreos no tripulados que volaban a una velocidad de 50 metros por segundo, los cuales fueron detectados a tres kilómetros y derribados a dos kilómetros en unos cuantos segundos. En la tercera prueba se simuló un ataque con morteros empleando una bola de acero de 82 mm de diámetro que se movía a 50 metros por segundo. La unidad láser de 30 kW inmediatamente le dio seguimiento antes de apuntarle y destruir el blanco. De acuerdo a Rheinmetall el tiempo necesario para destruir el "mortero" fue suficientemente rápido para detectar y destruir morteros a larga distancia incluso con mal tiempo.

Por el momento Rheinmetall se ha mostrado complacido con los resultados de las pruebas y ha declarado que estas han demostrado que el sistema puede operar en la nieve, luz de sol deslumbrante, hielo y lluvia. Al mismo tiempo es capaz de cumplir con los requerimientos de energía y enfriamiento para sistemas de armas láser y puede producir el doble de potencia que sistemas previos con el mismo volumen de equipo. La compañía tratará de construir un demostrador de 60 kW durante el próximo año y está estudiando como desarrollar una versión móvil.






SHARE THIS

Author:

0 comentarios: