domingo, 20 de enero de 2013

Japón el mayor candidato para la construcción del Colisionador Lineal Internacional

De acuerdo a la revista Nature, Japón es el principal candidato para la construcción del Colisionador Lineal Internacional (ILC), por el cual tanto Estados Unidos como Europa han manifestado interés para la construcción del acelerador. Científicos e ingenieros están estudiando locaciones potenciales en Japón para la máquina cuyo costo se estima en 7 a 8 mil millones de dólares y que tendrá como objetivo complementar el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) ubicado en el CERN. La cabeza del proyecto detrás del ILC, el físico Barry Barish, presentó los planos finales en una ceremonia en Tokyo a inicios del mes de diciembre del 2012.

A diferencia del LHC ubicado cerca de Ginebra, Suiza, el cual tiene una forma de anillo, el ILC será una línea recta con una longitud de 31 kilómetros. El dispositivo contará con 16000 cavidades superconductoras que serán capaces de acelerar partículas a 500 gigaelectronvoltios, con la posibilidad de duplicar ese valor después de una mejora en el futuro. Lo más importante es que a diferencia de los protones del LHC (que generan productos no deseados), el ILC colisionará electrones y positrones, lo cual le dará a los científicos una mirada más profunda de Higgs cuando estas partículas colisionen entre sí.

Debido a que es un colisionador lineal, el ILC no será capaz de colisionar partículas con el mismo nivel de energía que se consigue con el LHC, cuya forma circular permite que las partículas sean forzadas a recorrer el acelerador en múltiples ocasiones. Pero a diferencia del LHC, el ILC resultará más adecuado para acelerar partículas ligeras como electrones, que pierden energía a través de radiación de sincrotrón cuando son aceleradas a través de campos magnéticos circulares.

Si el ILC es construido en Japón, los peligros debido a terremotos e inundaciones hacen imposible que sea construido bajo tierra a diferencia del LHC. En todas las locaciones propuestas en Japón, el acelerador tendrá que ser construido en la superficie por lo cual será necesario cavar en una montaña para hacer espacio para el ILC. De acuerdo a Barish, ambos sitios presentan buenas condiciones para ubicar el acelerador.

La construcción del ILC podría comenzar al final de la década si se puede alcanzar un acuerdo en los próximos años. Anteriormente Japón ha manifestado interés en albergar grandes proyectos internacionales a gran escala: en el 2005 hizo una oferta para el proyecto del reactor de fusión nuclear ITER de 17 mil millones de dólares el cual actualmente se está construyendo en Francia.

El ILC cuenta con un fuerte apoyo político en Japón, y un porcentaje de los fondos destinados a la reconstrucción después del devastador terremoto y tsunami del 2011 podrían ser empleados en el proyecto y la Unión Europea probablemente contribuirá en algún nivel para corresponder a las contribuciones japonesas al LHC.





SHARE THIS

Author:

0 comentarios: