domingo, 16 de junio de 2013

Vehículo Autónomo CUTTLASS


El arresto de los sospechosos del atentado ocurrido en la maratón de Boston fue llevado a cabo, en parte, con la ayuda de un robot de control remoto. Esta operación destaca los usos cada vez mayores de los vehículos terrestres no tripulados (UGV por sus siglas en inglés) en operaciones antiterroristas y de otros tipos. El robot CUTLASS de Northrop Grumman, desarrollado por la división de esta compañía en Coventry, Reino Unido, está diseñado para brindar manejo y vigilancia de amenazas peligrosas y dentro de poco reemplazará al robot para desactivación de bombas que es utilizado en la actualidad por la Armada Británica.

El CUTLASS cuenta con un diseño modular que incluye una pinza de tres dedos al final de un brazo manipulador que está diseñado para nueve grados de libertad, lo cual le permite operar en espacios estrechos como el interior de un carro. Está equipado con 6 ruedas que le permiten transitar sobre terreno duro y suave bajo cualquier condición climática tanto a bajas velocidades para operaciones delicadas como viajar hasta a 12 km/h cuando se requiere velocidad.


Northro Grumman afirma que la habilidad del vehículo para acomodar una gran variedad de cargas, sensores y herramientas para todo tipo de misiones le permite al CUTLASS operar sin la necesidad de un segundo robot, lo que provee un ahorro del 50% cuando se compara con el mantenimiento y operación de dos UGV separados durante el ciclo de vida del CUTLASS.


Esto también significa que el CUTLASS puede cumplir con el trabajo sin tener que retornar hasta el punto de control incidental por herramientas adicionales durante las operaciones. La compañía afirma que esto resulta en un vehículo que puede resolver cualquier situación compleja a un costo cuatro veces menor en comparación con otros UGV.






SHARE THIS

Author:

0 comentarios: