jueves, 15 de agosto de 2013

El Hyperloop - Transporte del Futuro


Elon Musk es el hombre detrás de Paypal, Tesla Motors y SpaceX, sin embargo últimamente está atrayendo más atención por su propuesta del sistema de transporte Hyperloop. A pesar de que se han dado a conocer pocos detalles, Musk ha declarado que el sistema serviría como una alternativa mucho más rápida eficiente para el transporte ferroviario de pasajeros tradicional. Más específicamente, le permitiría a los pasajeros viajar los 563 kilómetros que hay de Los Angeles a San Francisco en solo 30 minutos.

Muchas personas han imaginado el Hyperloop como algo similar a un tubo de vacío gigantesco con cápsulas suspendidas electromagnéticamente en su interior. Estas cápsulas serían cargadas de pasajeros y viajarían a lo largo del tubo a altas velocidades.

De acuerdo a un anuncio realizado por Musk, sin embargo, uno de los principales problemas con un diseño de este tipo sería el hecho de que la columna de aire dentro del tubo se formaría en frente de cada cápsula conforme viajara a través del tubo. Musk comparó este efecto con la resistencia que se encuentra al tratar de empujar un émbolo a través de una jeringa llena de líquido. ¿Cual es la solución de Musk? Colocar un compresor eléctrico de ventilador en la nariz de cada cápsula, el cual pudiera extraer el aire a través de él. 

Al mismo tiempo, esto brindaría un medio de suspensión, ya que el aire aspirado podría ser expulsado a través de los respiraderos en el fondo de la cápsula, lo que crearía una especie de colchón de baja fricción que mantendría el vehículo flotando con suavidad dentro del tubo, mientras viaja a velocidades de hasta 1127 km/h.

Se informa que una batería abordo sería suficiente para alimentar el compresor durante todo el viaje de Los Angeles a San Francisco, pero se requeriría algo más para la propulsión. Para esto, Musk sugiere un motor eléctrico lineal externo, construido en el interior del tubo. En sus propias palabras "es simplemente un motor de inducción de laminado plano". En el ambiente casi carente de fricción del tubo, una serie de estos motores colocados de tal forma que haya uno cada 113 kilómetros, sería capaz de brindar el impulso continuo necesario para mantener las cápsulas moviéndose a velocidades subsónicas. Todas las secciones del tubo que tuvieran los motores deberían constituir menos del uno por ciento de la longitud total.

Los motores serían alimentados por paneles fotovoltaicos montados sobre el tubo, los cuáles de acuerdo a Musk, podrían generar una cantidad de energía muy por encima de la cantidad necesaria para operar.

El estimado para el costo de los motores y las cápsulas es de varios cientos de millones de dólares como máximo, mientras que el costo para el tubo sería de varios miles de millones de dólares, pero aún así sería más barato que el tren bala de California. Además, sería más fácil de construir ya que podría colocarse sobre torres gigantes ubicadas sobre tierras que ya tienen otros tipos de construcciones como carreteras por ejemplo.

Cada torre contendría dos amortiguadores laterales ajustables y un amortiguador vertical, el cual podría ser usado para mantener el nivel del tubo ante los movimientos de tierra y los cambios térmicos. Adicionalmente, secciones telescópicas en cada extremo del tubo se incluyen para ajustar su longitud, según sea necesario.

Finalmente, debe tomarse en cuenta que Musk no planea realizar la construcción del Hyperloop, simplemente desea que este diseño sea convertido en una realizar por otras partes.





SHARE THIS

Author:

0 comentarios: