martes, 5 de noviembre de 2013

Lockheed Martin está desarrollando sucesor de SR-71


Cuando el SR-71 Blackbird fue dado de baja en 1998 ciertamente fue un golpe doble. No solo perdió la aviación una de las aeronaves más avanzadas jamás construida, sino también una de las más hermosas. Skunk Works de Lockheed Martin ha dado a conocer que está desarrollando el sucesor del Blackbird: el SR-72. Por mediode un nuevo diseño de motor hipersónico que combina el ramjet con las turbinas, la compañía ha declarado que el SR-72 será dos veces más rápido que su predecesor con una velocidad de crucero de Mach 6.

El SR-71 Blackbird es uno de los aviones más famosos y avanzados de la historia. Fue desarrollado durante la Guerra Fría a inicios de los años 60 por Lockheed en sus instalaciones secretas de Skunk Works. Contaba con una pintura negra que cubría un fuselaje hecho a base de titanio, y fue diseñado como una plataforma de reconocimiento capaz de volar una distancia de 5400 kilómetros a velocidades supersónicas sostenidas a una altitud de 24000 metros. 

El Blackbird podía volar tan alto y tan rápido que podía literalmente superar a los misiles enemigos, y de hecho lo hacía rutinariamente. No es necesario decir que era capaz de dejar atrás a cualquier interceptor, y de los 32 que fueron construidos, ninguno se perdió ante el enemigo. Incluso se hizo más fuerte en el transcurso de los años debido a que el calor generado en vuelo fue tan grande que el casco de titanio terminó recocido.

El SR-71 también fue famoso por sus records impresionantes. En primer lugar, era el avión tripulado más rápido del mundo el cual también era capaz de alcanzar la mayor altitud, llegando incluso a los 25929 metros en vuelo sostenido, y aún conserva el record de velocidad. El 1 de septiembre de 1976, un SR-71 de la US Air Force voló desde Nueva York a Londres en 1 hora, 54 minutos y 56.4 segundos, a una velocidad promedio de Mach 3.2 (3920 km/h). Hasta el presente, ningún avión existente tiene un desempeño comparable al Blackbird.

Hasta el final, continuó rompiendo records. Después de que finalizó la Guerra Fría, muchos SR-71 finalizaron en museos después de que el programa fue cancelado. Cuando un SR-71 fue entregado al Instituto Smithsoniano en 1990, rompió cuatro records de velocidad en su vuelo desde Los Angeles hasta Cincinnati, Ohio.

La idea de un reemplazo hipersónico ha estado en la mente de los militares norteamericanos desde hace años, y ahora Lockheed está trabajando en el SR-72. A diferencia de su predecesor, el SR-72 no será tripulado, pero será el doble de rápido con una velocidad crucero de Mach 6 (7350 km/h).

El propósito del SR-72 es proveer a los Estados Unidos no solo con una plataforma de reconocimiento hipersónica, sino también con una aeronave de ataque. Un avión hipersónico junto con misiles hipersónicos, podrá penetrar cualquier espacio aéreo y atacar prácticamente cualquier blanco a través d eun continente en menos de 1 hora. La velocidad es el siguiente avance en el campo de la aviación militar para contrarrestar las amenazas emergentes durante las próximas decadas. Esta tecnogía seguramente cambiara la forma en que se pelea la guerra, de la misma forma en que la tecnología de sigilo ha estado revolucionando la guerra aérea desde hace años.

Una plataforma capaz de viajar a Mach 6 no solo dejará poco tiempo para que el enemigo pueda responder, sino que también será una manera bastante efectiva de disparar misiles hipersónicos. Dado que estos misiles no necesitarán un cohete de refuerzo ya que serán lanzados a seis veces la velocidad del sonido, serán más ligeros y simples de construir.

La clave para el SR-72 es lo que Lockheed denomina el Ciclo de Propulsión Basado en una Turbina, el cual incorpora la experiencia de la compañía en la construcción del vehículo de demostración HTV-2 que alcanzó velocidades de hasta Mach 20 (24501 km/h) en las pruebas. En este nuevo sistema, los dos motores en el SR-72 en realidad son dos propulsores en uno. Cada motor comparte entradas y boquillas combinadas las cuáles están conectadas con dos plantas de poder muy distintas como una manera de reducir significativamente el arrastre.

El motor superior es una turbina, la cual es utilizada para impulsar el SR-72 mientras despega de una pista convencional y acelera hasta alcanzar Mach 3. A continuación, el estatoreactor inferior de modo dual es activado y acelera la aeronave hasta una velocidad de Mach 6. La significancia de este diseño es que Lockheed colaboró por siete años con Aerojet  Rocketdyne para descubrir la manera de utilizar una turbina que pudiera ser incorporada a un sistema de propulsión hipersónica.

El retiro del SR-71 dejó huecos significativos en el sistema de vigilancia de Estados Unidos los cuáles los staélites y las plataformas de vuelo tripuladas y no tripuladas no han podido cubrir, razón por la cual se está desarollando el SR-72. El programa del SR-72 tiene como objetivo seguir los líneamientos del programa de investigación de armas hipersónicas del Pentágono, el cual ha dictaminado el cronograma y muchos parámetros de diseño.

Ninguna tecnología nueva necesita ser inventada para el SR-72, por lo tanto una aeronave de demostración podría volar para el 2018 mientras que el modelo definitivo estaría listo para el 2030. El demostrador tendrá un tamaño similar al F-22 e incorporará un solo motor y podrá volar durante varios minutos a Mach 6.





SHARE THIS

Author:

0 comentarios: