sábado, 5 de septiembre de 2015

Se ha descubierto relación entre el cerebro y el sistema inmunológico


Un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Virginia (UVA)  ha hecho un descubrimiento histórico de vasos que conectan el cerebro con el sistema linfático - algo que no se pensaba que existía. El avance tiene importantes implicaciones en el estudio de las principales enfermedades neurológicas, como la esclerosis múltiple y la enfermedad de Alzheimer.
El vínculo entre el cerebro y el sistema inmune durante mucho tiempo ha sido un misterio - hasta ahora. La nueva investigación establece una conexión directa entre los dos, lo que demuestra que el cerebro está en realidad conectado al sistema inmune a través de los vasos linfáticos, como cualquier otro tejido del cuerpo.

El descubrimiento fue hecho durante el estudio de las meninges - las membranas que cubren el cerebro - de un ratón. Los investigadores desarrollaron un nuevo método para montar las meninges en una sola diapositiva, fijándolo en el casquete antes de la disección. Esto les permitió examinar las meninges como un todo, y es ahí cuando se dieron cuenta de un patrón de vasos en la distribución de las células inmunes. Las pruebas confirmaron que se trataban de vasos linfáticos.

Los vasos linfáticos han eludido el descubrimiento hasta ahora gracias a su proximidad a un vaso sanguíneo principal que conduce hacia abajo en los senos nasales. La zona es difícil de mostrar en imagenes, por lo que es fácil pasar por alto los vasos linfáticos. 

"En lugar de preguntar, '¿Cómo estudiamos la respuesta inmune del cerebro? '¿Por qué los pacientes con esclerosis múltiple tienen los ataques inmunes? ahora podemos acercarnos a esto mecánicamente", declaró el profesor Jonathan Kipnis. "El descubrimiento cambia por completo la forma en que percibimos la interacción neuro-inmune. Antes era percibido como algo esotérico que no podía ser estudiads. Pero ahora podemos hacer preguntas mecanicistas".

La presencia confirmada de los vasos linfáticos dará lugar a una reevaluación significativa de nuestra comprensión del funcionamiento del cerebro y las enfermedades que lo afectan. Por ejemplo, los investigadores creen que los hallazgos pueden tener algunos grandes implicaciones en el estudio de la enfermedad de Alzheimer, en la cual trozos de proteínas se acumulan en el cerebro. Se cree posible que esto podría ser debido a que los vasos linfáticos no hacen su trabajo como se supone que deben.






SHARE THIS

Author:

0 comentarios: