martes, 27 de octubre de 2015

Lentes oculares de LCD implantables podrían volver obsoletos los lentesnaturales en nuestros ojos


El potencial para la sustitución de lentes oculares naturales envejecidos o dañados con lentes artificiales que hagan más que simplemente restaurar la vista ha sido reconocido. Con todo, desde capacidades telescópicas a los que tienen pantallas de heads-up integradas, las lentes sintéticas habilitadas electrónicamente prometen traer mejoras cibernéticas útiles para el cuerpo humano. En pos de este objetivo, un investigador de la Universidad de Leeds está desarrollando una lente de cristal líquido única con enfoque automático que puede ayudar a curar la hipermetropía relacionada con la edad.

La presbicia, una condición que a menudo se presenta en personas mayores de 45 años conforme las lentes en sus ojos se vuelven más rígidas y menos flexibles, ocasiona que muchos de nosotros necesitemos gafas para leer o lentes de contacto a medida que envejecemos. Para ayudar a resolver este problema, Devesh Mistry, un estudiante de investigación de postgrado en la Universidad de Leeds, ha estado llevando a cabo una investigación sobre cristal líquido para producir una lente artificial completamente ajustable diseñada para sustituir quirúrgicamente los lentes oculares afectados por la presbicia.

"A medida que envejecemos, la lente de nuestro ojo se endurece, y cuando los músculos en los ojos se contraen ya no pueden dar forma a la lente para que enfoque adecuadamente los objetos cercanos", dijo Mistry. "Mediante el uso de cristales líquidos, que probablemente conocemos mejor como el material utilizado en las pantallas de los televisores y los teléfonos inteligentes, las lentes se pueden ajustar y enfocar de manera automática, en función del movimiento de los músculos en los ojos".

Al igual que la sustitución común de lentes oculares en operaciones para el tratamiento de cataratas en humanos, Mistry cree que sus nuevos modelos de cristal líquido se pueden implantar de la misma manera para rejuvenecer la capacidad del ojo para enfocar. También imagina que, dentro de una década, su investigación puede dar lugar a que las nuevas lentes sean implantadas en un procedimiento quirúrgico relativamente simple, donde se realiza una pequeña incisión en la córnea y luego se utiliza el ultrasonido para destruir el viejo lente. Posteriormente la lente destruida sería eliminada y finalmente el nuevo lente de cristal líquido sería colocado en su lugar.

"Los cristales líquidos son una fase bastante particular de la materia", dijo Devesh. "Todo el mundo está familiarizado con los sólidos, líquidos y gases y las fases de la materia, pero los cristales líquidos se encuentran entre los sólidos cristalinos y los líquidos. Tienen una estructura ordenada como un cristal, pero también pueden fluir como un líquido y responder a los estímulos".

"Estoy encantada de que Devesh haya ganado el RC1851 Fellowship Industrial", dijo la profesora Helen Gleeson, Directora de la Escuela de Física y Astronomía de la Universidad de Leeds. "Esto va a servir de apoyo a un excelente estudiante que trabaja en un proyecto muy interesante que implica optometría, física y la ingeniería, y que nos puede ayudar a tomar nuestras ideas de investigación y encaminarlas hacia un dispositivo práctico".

Trabajando en colaboración con la Eurolens Research de la Universidad de Manchester, Devesh también participa en las continuas mejoras en su dispositivo con UltraVision CLPL, un fabricante que desarrolla lentes de contacto especializados. Además, Devesh continúa con la investigación y el desarrollo de sus lentes en la Universidad de Leeds y afirma que probablemente tendrá un prototipo funcional completado en el momento en que termine su doctorado en 2018. Él cree que las primeras lentes de cristal líquido comerciales desarrolladas a partir de su investigación podrían salir a la venta en un periodo comprendido entre seis a diez años a partir de ahora.






SHARE THIS

Author:

0 comentarios: