miércoles, 14 de octubre de 2015

Sistema de Defensa Anti-UAV utiliza haz de radio para desactivar drones


Sofisticados y fáciles de volar, los aviones no tripulados están por todas partes en estos días y como la mayoría de las nuevas tecnologías, tienen el potencial para ser aplicados tanto de forma positiva como negativa. De ello se desprende que hay una creciente demanda de una mejor vigilancia y contramedidas diseñadas específicamente para este tipo de aeronaves. Anunciado como el primer sistema completamente integrado del mundo diseñado para detectar, rastrear y perturbar drones pequeños y grandes, el Sistema de Defensa Anti-UAV (AUDS) de Blighter Surveillance Systems, utiliza haces de radio para congelar drones en el aire al interferir con sus canales de control.

El AUDS fue desarrollado por un consorcio de tres empresas británicas: Blighter Surveillance Systems, Chess Dynamics, y Enterprise Control Systems. El sistema es de un diseño modular para plataformas fijas o móviles, con cada unidad individual pesando cerca de 25 kg (55 lb). Estas unidades consisten en un radar de barrido electrónico serie A400 de banda Ku para la seguridad aérea, un director electro-óptico x30 estabilizado con cámaras de luz diurna, térmicas e infrarrojas y un inhibidor de radio frecuencia direccional. El AUDS utiliza el radar y los sistemas de seguimiento ópticos conectados al software para detectar, rastrear e identificar el avión no tripulado a distancias de hasta 8 km (5 millas).

Una vez que el avión no tripulado sospechoso está localizado, el radio inhibidor/jammer dispara un haz direccional de 4 vatios a la nave, que es mucho más potente en la recepción que la señal del controlador del avión no tripulado. Según Blighter, el AUDS pueden inhibir brevemente el avión no tripulado para que el operador crea que es un mal funcionamiento o bloquearlo hasta que las baterías del drone se gastan y el aparato termine estrellándose. La última versión del sistema utiliza un inhibidor/jammer  de radio frecuencia de cuatro bandas que puede perturbar todas las bandas de telemetría con licencia de los drones comerciales, y es eficaz contra micro vehículos aéreos no tripulados en distancias menores de 2 km (1,2 millas) y mini UAV en distancias más largas .

Además del disruptor de radio, el AUDS también tiene un disruptor óptico que puede alterar el enfoque automático de la cámara del avión no tripulado, haciéndolo inútil.

"La lucha contra drones es ahora un problema global y una creciente preocupación para las fuerzas militares, gubernamentales y de seguridad nacional a través de todos los continentes", declaró Graham Beall, director general de Chess Dynamics. "Se espera que los sistemas de aeronaves no tripuladas se utilicen cada vez más con fines maliciosos, ya que pueden llevar cámaras, armas, productos químicos tóxicos y explosivos y se están utilizando cada vez más para el terrorismo, espionaje y fines de contrabando".

"Nuestro sistema ha sido desarrollado para hacer frente a este requisito operativo urgente y ha tenido éxito en pruebas patrocinadas por gobiernos contra UAV, en las cuáles detectaron e inutilizaron  una variedad de UAV de ala fija y rotatoria en menos de 15 segundos. Las nuevas capacidades mejoran aún más la idoneidad del sistema para la lucha contra los sistemas de aeronaves no tripuladas usada para fines maliciosos".

El AUDS hizo su debut público en mayo y ha sido objeto de pruebas en Europa y América del Norte en diferentes terrenos que van desde un territorio abierto a los entornos urbanos. Una versión de producción se mostró en el DSEI Show en Londres el mes pasado y es ofrecido por Blighter o Lighteye Systems en los EE.UU. por 1.2 millones de dólares.





SHARE THIS

Author:

0 comentarios: