jueves, 10 de diciembre de 2015

SpaceX completa pruebas de desarrollo de motores SuperDraco

SpaceX completa pruebas de desarrollo de motores SuperDraco

SpaceX ha completado las pruebas de diseño de sus motores SuperDraco, que, como un elemento clave del sistema  de interrupción de lanzamiento del Crew Dragon, serían responsables de sacar una tripulación de astronautas fuera de peligro en caso de un fallo en el lanzamiento.

Una vez terminada, la nave espacial Crew Dragon representará una de las piedras angulares del esfuerzo de la NASA para establecer un sistema de bajo costo de acceso independiente a la órbita terrestre baja. Para que la nave sea adecuada para los vuelos tripulados, la NASA ha establecido un estricto conjunto de criterios que se deben cumplir. Uno de esos criterios es la integración de un sistema de escape probado.


En la búsqueda de este objetivo, SpaceX ha decidido romper la tendencia, optando por un sistema integrado de cuatro pares de propulsores SuperDraco incorporados en el lado de la cápsula de la tripulación. Este es un enfoque notablemente diferente con respecto a su competidor clave en el programa Commercial Crew Development - Boeing - que ha apostado por el diseño tradicional de "torre de cohetes" para el sistema cuyo objetivo será proteger a la tripulación a bordo de su nave espacial Starliner.


En el desarrollo de los propulsores SuperDraco, SpaceX utilizó avances en el ámbito de la tecnología de impresión 3D. Un elemento clave del cohete, conocido como la cámara de combustión, se fabrica utilizando la impresión 3D exclusivamente, reduciendo el costo, los residuos, y haciendo que el proceso de producción sea más flexible en general.


Durante la reciente prueba en las instalaciones de desarrollo de cohetes de la compañía en Texas, los propulsores fueron colocados en un banco de pruebas y disparados 27 veces, avanzando a través de varios ciclos de empuje. Estas pruebas vienen a raíz de una evaluación del sistema realizada el año pasado para la nave espacial Crew Dragon, que sirvió como prueba de que el diseño era de hecho factible.


En el futuro, SpaceX continuará evaluando el rendimiento de los propulsores, que algún día espera utilizar durante la fase de descenso, como un reemplazo viable para el sistema de paracaídas actual.






SHARE THIS

Author:

0 comentarios: