jueves, 27 de octubre de 2016

La expansión del universo podría no estarse acelerando después de todo

universo en expansión

En 1998, se descubrió que la expansión del universo se está acelerando, un hallazgo que hizo a tres astrónomos acreedores del Premio Nobel de Física en 2011, pero una nueva investigación de la Universidad de Oxford ha llevado a un replanteamiento de esta idea ampliamente aceptada. Mediante el uso de un conjunto de datos mucho más amplio, el equipo encontró que la evidencia de la expansión acelerada no cumple con las normas de certeza requeridas por los físicos para declarar un descubrimiento.

Las supernovas de tipo Ia son a menudo llamadas "candelas estándar" por los astrónomos, debido al hecho de que su brillo máximo es consistente y predecible. Al medir el brillo que tiene la luz visible en el momento en que llega a la Tierra, los científicos son capaces de determinar con precisión qué tan lejos está el objeto. El análisis de estas supernovas es lo que llevó a los investigadores en la década de 1990 a la conclusión de que el universo se está expandiendo a un ritmo acelerado, debido a la abundancia de energía oscura o de vacío.

"El descubrimiento de la expansión acelerada del universo significó el Premio Nobel, el Premio Gruber de Cosmología, y el Premio de avance en la física fundamental", de acuerdo al profesor Subir Sarkar, investigador principal del nuevo estudio. "Esto condujo a la aceptación generalizada de la idea de que el universo está dominado por la "energía oscura" que se comporta como una constante cosmológica - esto es ahora el "modelo estándar" de la cosmología".

 En el campo de la física, los científicos utilizan una escala de "sigma" para determinar la certeza de una observación. Antes de que un descubrimiento pueda ser declarado, tiene que demostrarse que alcanza un nivel de cinco sigma, lo que representa una posibilidad entre 3,5 millones de que la observación es el resultado de la fluctuación aleatoria. Los descubrimientos recientes, como el bosón de Higgs y la detección de ondas gravitacionales, llegaron en ambos casos a un nivel de certeza de 5 sigma.

Pero cuando el equipo de Sarkar llevó a cabo su propio análisis de supernovas de tipo Ia, encontró que la evidencia de la aceleración de la expansión universal presenta una certeza de solo 3 sigma. Sus resultados incorporan la última lista de 740 objetos, que es más de 10 veces la cantidad estudiada en la investigación original.

Si bien este hallazgo no demuestra necesariamente que el universo no se expande a un ritmo acelerado, si pone en duda las creencias profundamente arraigadas que podrían no resistir un escrutinio profundo. Estudios posteriores, incluyendo, por ejemplo, el estudio del fondo cósmico de microondas, que apoya la teoría de la expansión acelerada, podrían estar construidos sobre estas falsas suposiciones, llevando a los científicos aún más por el camino equivocado.

 "Todas estas pruebas son indirectas, llevadas a cabo en el marco de un modelo asumido, y el fondo cósmico de microondas no se ve afectado directamente por la energía oscura," explica Sarkar. "Es muy posible que estemos siendo engañados y que la manifestación aparente de la energía oscura es una consecuencia del análisis de los datos en un modelo teórico simplificado - uno que fue, de hecho, construido en la década de 1930, mucho antes de que hubiera algún dato real."

 Los modelos cosmológicos revisados pueden ser capaces de dar cuenta de lo que se ha observado, sin recurrir a la misteriosa energía oscura, que, dice Sarkar, "es algo de lo que no tenemos absolutamente ninguna comprensión en cuanto a la teoría fundamental". 
El hallazgo puede ir contra la corriente de muchos otros estudios, incluyendo un proyecto reciente que sugirió que el universo se está expandiendo más rápido de lo pensado previamente, pero el equipo espera que la investigación ayude a que otros cuestionen supuestos y conduzca al desarrollo de modelos más herméticos.

 "Esperamos que esto motivará un mejor análisis de los datos cosmológicos, así como inspirar a los teóricos para que investiguen los modelos cosmológicos más matizados", declaró Sarkar. "Se podrán realizar avances significativos cuando el Telescopio Europeo Extremadamente Grande haga observaciones con un ultrasensible sistema láser que haga mediciones directamente durante un período de 10 a 15 años para ver si la tasa de expansión del universo se está acelerando".


SHARE THIS

Author:

0 comentarios: