viernes, 26 de mayo de 2017

Científicos observan nacimiento de agujero negro


Por primera vez, los astrónomos han presenciado la desaparición de una estrella ante sus ojos. Conocida como N6946-BH1, la estrella parece haberse derrumbado y convertido en un agujero negro sin la explosión habitual de una supernova, lo que no sólo marca la primera vez que los científicos han presenciado el nacimiento de un agujero negro, sino que podría cambiar nuestra comprensión de la vida y muerte de las estrellas.
Según el pensamiento convencional, cuando una estrella agota su suministro de energía, expulsa violentamente la mayor parte de su materia hacia el exterior en una supernova, antes de colapsar sobre sí misma para formar un agujero negro. Pero N6946-BH1 no ha seguido esta tendencia, saltando la etapa de la supernova y silenciosamente colapsando en un agujero negro. Estas supernovas fallidas (o "fallas masivas", como las llama el equipo) podrían ayudar a mejorar significativamente nuestro conocimiento sobre las estrellas y su comportamiento.

"La visión típica es que una estrella puede formar un agujero negro sólo después de convertirse en supernova", dijo Christopher Kochanek, investigador principal del estudio. "Si una estrella no pasa por la fase de supernova y todavía hacer un agujero negro, eso ayudaría a explicar por qué no vemos supernovas de las estrellas más masivas".

A unos 22 millones de años luz de la Tierra, la estrella N6946-BH1 está ubicada en la galaxia NGC 6946, que a menudo se conoce como la Galaxia de Fuegos Artificiales debido a la frecuencia con la que sus estrellas terminan como supernova. Pero esta estrella fue diferente. Las imágenes del telescopio muestran que N6946-BH1 fue claramente visible en 2007, se iluminó ligeramente alrededor de 2009, y había desaparecido completamente en 2015.

Para confirmar que una nube de polvo o algo similar no había oscurecido su vista, los astrónomos examinaron el punto en el espectro de luz visible con el Telescopio Espacial Hubble, y en el infrarrojo con Spitzer, y encontraron vacíos en ambos casos. N6946-BH1 se había ido simplemente.

Con una masa 25 veces mayor que la del Sol, la supernova resultante debería haber sido claramente visible. En lugar de eso, ese menor brillo podría haber sido una supernova fallida, que sería la primera vez que se detecta directamente. Si las estrellas pueden colapsar de esta manera, de acuerdo al equipo esto odría ayudar a explicar por qué las supernovas de estrellas particularmente masivas rara vez son detectadas.
"N6946-BH1 es la única supernova probablemente fallida que encontramos en los primeros siete años de nuestra investigación", dijo Scott Adams, coautor del estudio. "Durante este período, seis supernovas normales han ocurrido dentro de las galaxias que hemos estado monitoreando, lo que sugiere que entre el 10 y el 30 por ciento de las estrellas masivas mueren como supernovas fallidas".


SHARE THIS

Author:

0 comentarios: