lunes, 8 de mayo de 2017

Comportamiento extraño de las partículas de luz cuestiona la teoría cuántica


En el nivel super-pequeño de todas las cosas cuánticas, la mayoría de los fenómenos presentan un comportamiento extraño en términos de las reglas de la física normal. Aún así, hay algunos comportamientos en este campo en los cuáles los investigadores creían poder confiar, como la forma en que funcionan los fotones entrelazados. Pero una nueva investigación de la Universidad de East Anglia (UEA) en el Reino Unido ha demostrado ahora que incluso esas diminutas partículas de luz no se comportan como pensábamos anteriormente.

 El equipo UEA estaba investigando un proceso llamado conversión descendente paramétrica espontánea (SPDC, por sus siglas en inglés), en el que un haz de fotones se pasa a través de un cristal para crear pares de fotones entrelazados. Cuando los fotones se entrelazan, sus comportamientos permanecen vinculados, incluso si se separan.

"Los pares de fotones están eentrelazados en un sentido cuántico específico", dijo David Andrews, profesor de la Escuela de Química de la UEA. "Al igual que los gemelos que nacen unidos, la información en cualquiera de estos fotones está inextricablemente asociada con la información en el otro - incluso cuando están separados."

 Y mientras que esos fotones entrelazados pueden separarse después de que emergen del cristal, el pensamiento de los científicos ha sido siempre que se originan de un solo punto dentro del cristal. La nueva investigación ha demostrado que en realidad se pueden generar a partir de diferentes partes del cristal.

"Los fotones emparejados pueden emerger con separaciones en su origen de centésimas de micra - a pesar de estar entrelazados, es como si ni siquiera hubieran nacido juntos en términos de dimensiones atómicas", nos dijo Andrews.

 Atrapar y manipular fotones es uno de los elementos clave de las computadoras cuánticas, máquinas que potencialmente podrían realizar cientos de veces más cálculos por segundo que las computadoras actuales. Así que el aprendizaje de que los fotones entrelazados no aparecen en el mundo de la forma en que se pensaba podría tener un impacto en el diseño de los sistemas futuros. Andrews dice que el hallazgo inyecta un nuevo nivel de incertidumbre en el funcionamiento de los componentes cuánticos.

"Todo tiene una cierta "complejidad" cuántica, y los fotones no son las duras balas de luz que las personas se imaginan usualmente", dijo en un comunicado.





SHARE THIS

Author:

0 comentarios: