jueves, 18 de mayo de 2017

IBM revela el prototipo de su primer procesador comercial de computación cuántica


Los equipos de investigación que buscan procesar conjuntos masivos de datos han tenido acceso al procesador cuántico de IBM a través de la nube durante aproximadamente un año, y ahora la compañía está aumentando ese poder con una nueva generación de procesadores. El primero, con 16 bits cuánticos (qubits), aumentará la potencia de procesamiento disponible a través de la nube, mientras que el segundo es dos veces más potente y está diseñado como un prototipo de un procesador cuántico comercial.

Las computadoras cuánticas tienen el potencial de ser, en algunos casos, exponencialmente más rápidas y más potentes que las computadoras "clásicas", gracias a la magia de la mecánica cuántica. Tradicionalmente, un bit de información es uno o un cero, pero un qubit tiene la peculiar habilidad de ser uno, un cero o ambos simultáneamente.

Este poder crece exponencialmente a medida que se añaden más qubits a la computadora: dos bits pueden existir en cuatro estados (00, 01, 10 u 11), pero dos qubits pueden representar esos cuatro al mismo tiempo. En otras palabras, una computadora cuántica podría procesar los cuatro estados a la vez, mientras que una computadora clásica tiene que procesar cada uno a la vez. Como resultado, los ordenadores cuánticos pueden resultar grandes herramientas para el procesamiento de enormes cantidades de datos simultáneamente.

El actual procesador cuántico accesible en la nube de IBM está construido con 5 qubits, lo que significa que tiene efectivamente la potencia de cálculo de 32 bits tradicionales. Con 16 qubits, la nueva versión tiene el equivalente a 65536 bits, lo que permitirá que experimentos mucho más complicados sean ejecutados por desarrolladores e investigadores a través de la nube.

El segundo nuevo procesador cuenta con 17 qubits, lo que lo hace dos veces más potente que la unidad de 16 bits y el procesador cuántico más potente que IBM ha creado hasta ahora, gracias a mejoras en su arquitectura y materiales. Este dispositivo está diseñado para ser un prototipo del primer sistema informático cuántico comercial de IBM, que se pondrá a disposición de los usuarios a través de la iniciativa IBM Q, que es la hoja de ruta de la compañía para el desarrollo de ordenadores cuánticos prácticos. En el futuro, este desarrollo preliminar podría allanar el camino para procesadores cuánticos mucho más poderosos.

"Las importantes mejoras de ingeniería anunciadas hoy permitirán a IBM escalar futuros procesadores para que puedan incluir 50 o más qubits y demostrar capacidades computacionales más allá de los sistemas clásicos de computación actuales", dijo Arvind Krishna, director de IBM Research and Hybrid Cloud. "Estas poderosas mejoras a nuestros sistemas cuánticos, ofrecidos a través de IBM Cloud, nos permiten imaginar nuevas aplicaciones y nuevas fronteras para el descubrimiento que son prácticamente inalcanzables usando solo computadoras clásicas".
IBM dice que planea continuar mejorando todos los aspectos de sus procesadores computacionales cuánticos, ajustándolos a una nueva métrica que denomina Quantum Volume. Esta cifra tiene en cuenta no sólo el número de qubits en un sistema, sino su calidad, cómo se conectan entre sí y con qué frecuencia generan errores.


SHARE THIS

Author:

0 comentarios: